Papas gratinadas en salsa blanca

Una vez más las papas como protagonistas. Una excelente guarnición para acompañar un pavo de navidad o un pollo al horno en una cena esmerada. Las papas gratinadas son suaves y cremosas y tienen un toque de nuez moscada que complementan bien el sabor de las carnes.

Las papas gratinadas con salsa blanca son una excelente guarnición de carnes al horno o asadas.

Las papas gratinadas con salsa blanca son una excelente guarnición de carnes al horno o asadas.

Rinde: 6 porciones
Tiempo de preparación: 1 hora 30 minutos

Ingredientes

  • 1 kg de papas
  • 2 cucharadas de manteca
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 tazas de leche
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Instrucciones

  1. Cortar las papas en rodajas y hervir con agua y sal a fuego fuerte en una olla tapada.
  2. Al hervir bajar a fuego medio y cocinar 12 minutos más.
  3. Reservar.

Preparación de la salsa blanca

  1. En otra cacerola derretir la manteca a fuego medio y agregar la harina.
  2. Cocinar durante un minuto removiendo bien, y luego agregar la leche tibia de a poco, siempre revolviendo para que se forme una pasta sin grumos.
  3. Sin dejar de revolver subir a fuego medio-alto y esperar que hierva, cocinando la crema un minuto más.
  4. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación de las papas gratinadas con salsa blanca

  1. Precalentar el horno a 180°
  2. Escurrir las papas y colocarlas en una fuente enmantecada para el horno.
  3. Cubrir con la salsa blanca y el queso rallado.
  4. Hornear 15 minutos hasta que se dore.
  5. Servir bien caliente.

Las papas gratinadas con salsa blanca combinan muy bien con el agregado de cebollas asadas u horneadas previamente, y quedan excelentes decoradas con romero u otras hierbas.