Tiramisú clásico

Un postre italiano tradicional que es muy popular en casi todo el mundo, fácil de encontrar en la mayoría de los restaurantes y pastelerías de muchos países. Es un postre frío y esponjoso, compuesto de varias capas mojadas de café que lo convierten en un sabroso plato de repostería. Hay muchas formas de prepararlo que han variado su fórmula original, que no contenía nata, ni mascarpone ni otras grasas que hoy hacen su textura muy suave y cremosa.

Un postre fácil que nunca falla y que te hará quedar como un repostero experimentado.

Un postre fácil que nunca falla y que te hará quedar como un repostero experimentado.

Rinde: 8 porciones
Preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 4 yemas
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 500 gr de mascarpone
  • ralladura de limón
  • 400 cc de café frío
  • 400 cc de brandy
  • 200 gr de vainillas
  • cacao en polvo para esparcir al decorar.

Preparación

  1. Batir el azúcar con las yemas e incorporar el queso mascarpone en forma envolvente, y luego la ralladura de cáscara de limón.
  2. Mezclar el brandy con el café y remojar rápidamente y sólo unos segundos las vainillas hasta la mitad, y luego colocarlas una al lado de otra en una fuente de vidrio formando una capa.
  3. Cubrir las vainillas con una capa de queso mascarpone. Repetir otra capa de vainillas remojadas con otra capa de mascarpone y así sucesivamente.
  4. Tapar y llevar 5 horas a la heladera, con preferencia de noche. Espolvorear con cacao antes de servir y decorar con frutillas o merengues.