Sidra de manzana casera, sin alcohol

Esta receta con manzanas te permitirá preparar a la vez un snack o guarnición para acompañar un jamón o una pata de cerdo navideña, aprovechando la preparación para elaborar sidra casera de manzanas en un mismo procedimiento.

La sidra de manzanas tiene un perfecto equilibrio entre un sabor ácido y dulce. Muchos productores de esta fruta mezclan diferentes clases de manzanas para obtener la combinación y el sabor apropiados de la sidra casera. Pero tú puedes hacer tu propia experimentación hasta lograr tu sabor selecto.

Seleccionar la variedad de manzana según el sabor que se prefiera obtener.

Seleccionar la variedad de manzana según el sabor que se prefiera obtener.

Variedades de manzana

  • Red deliciosa: es una fruta grande, firme, dulce y de fuerte color rojo.
  • Yellow deliciosa: grande, dulce, firme y de color amarillo.
  • Jonathon: mediana, crujiente, semiácida, de color rojo en la parte superior y verde en la inferior.
  • Granny Smith: es entre pequeña y mediana, ácida, crujiente y de color verde.
  • Gala: semiácida, mediana, crujiente, de color amarillento anaranjado con tonalidad rojiza.

Ingredientes

  • Manzanas
  • Licuadora o procesadora de alimentos
  • Saco o tela de gaza

Procedimiento

  1. Limpiar bien las manzanas retirando las partes deshechables o que no comerías, como magulladuras, tallos u otros daños.
  2. Cortarlas en cuartos dejando la piel para que libere sabor y color.
  3. Procesar los cuartos para lograr la consistencia de la compota.
  4. Exprimir el puré de manzanas colándolo en una gasa extrayendo todo el jugo posible, presionando con una cuchara.
  5. Envasar en un recipiente esterilizado y hermético en el que podrá conservarse hasta dos semanas en heladera.

Consejos sobre el sabor

  • Para lograr un sabor dulce y fuerte, utilizar sólo manzanas dulces de la variedad mencionada anteriormente.
  • Con una proporción de 3 manzanas dulces y una ácida se logrará un sabor dulce.
  • Para un dulzor medio la proporción será de 2 dulces y una ácida.

Otros consejos

  • Cualquiera sea el tamaño del recipiente para embotellar la sidra, llenarlo hasta el máximo de su capacidad, de lo contrario te saldrá en lugar de sidra, vinagre.
  • Muchos consideran que la sidra se asemeja al jugo de manzana. La sidra es jugo de manzana crudo, no procesado ni filtrado, por eso es muy perecedera y debe conservarse en heladera. Incluso algunos sólidos pueden atravesar la gasa y enturbiar la bebida. En cambio el jugo es embotellado, pasteurizado y filtrado para extender su vida útil.