Jugo de Guindas

Ideal para días de calor

La guinda posee potasio, sodio, fósforo, calcio,  hierro y magnesio, y contiene también, pero en menor cantidad, vitaminas del grupo B y vitamina C. Cuando las ingieres en ayunas o por la noche funcionan como un suave laxante. También se recomiendan para el reumatismo y la gota, ya que son diuréticas y neutralizan el ácido úrico. Fundamentalmente son utilizadas en conservas, frescas, dulces, tartas, postres, jugos y como acompañamiento de bebidas como el mosto y el vermout.

Jugo de Guindas

Tiempo aproximado de preparación: 40 minutos

Rinde: 6 frascos

Ingredientes

  • 1 kilo de Guindas (sin hueso)
  • 1 kilos de Azúcar granulada
  • 1 litro de Agua

Preparación

Se lavan y deshuesan las guindas. Poner en un tiesto enlozado o de vidrio las guindas con el azúcar, dejar macerando la noche anterior. Al día siguiente se da punto (hervir por 20 minutos), y se vacía el jugo caliente en frascos o botellas de conserva,  se tapa y se deja enfriar dado vuelta sobre la tapa (esto evita el baño María para sellar).

Las guindas se ponen en un frasco de boca ancha y se aprietan. Deben quedar con jugo. Cerrar el frasco también en caliente para repetir la misma acción anterior. Sirven para rellenar panqueques, decorar tortas o confitarlas.