Torta souffle de chocolate

Cuando llegan los últimos días del año solemos sentirnos un poquitín desganados o quizás sólo un poco desanimados por el largo trajinar; y más aún con la llegada de las cada vez más altas temperaturas que se anticipan a los veranos.  Tal vez sólo una cuota extra de motivación que renueve nuestro espíritu y nuestras ganas será suficiente. Y por qué no buscarla en una buena dosis de chocolate, que también puede venir en forma de torta. Así que, si te está costando comenzar la semana o necesitas un plus de energía, no puedes dejar de preparar esta torta souffle de chocolate, muy húmeda y deliciosa.

Deliciosa y húmeda, es la dosis exacta de energía que necesitabas.

Deliciosa y húmeda, es la dosis exacta de energía que necesitabas.

Es ideal para acompañarla con helado de crema o con crema chantilly. Seguramente, si te animás a prepararla, será la musa inspiradora que estás necesitando.

Tiempo de cocción: 30 minutos

Ingredientes

  • 3/4 taza de manteca
  • 12 onzas de chocolate semiamargo molido.
  • 1 y 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • ¼ cucharadita de sal
  • 12 cucharadas de azúcar
  • 5 huevos a temperatura ambiente (separar las claras de las yemas)
  • 90 gr harina de trigo
  • ¼ taza de azúcar

Preparación

  1. Derretir la manteca con el chocolate molido a baño maría. Retirar y dejar que alcance la temperatura ambiente.
  2. Separar las claras de huevo de la yema y batir las claras a punto nieve con una pizca de sal. Ir agregando de a poco la mitad del azúcar hasta que quede un batido brillante y esponjoso.
  3. Agregar las yemas al chocolate y batir, agregando el azúcar .
  4. Añadir la harina, una pizca de sal y la vainilla, siempre batiendo con un batidor de mano
  5. Con la ayuda de una espátula agregar las claras a punto nieve y mezclar con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para que no baje el batido de las claras.
  6. Colocar en molde de 26 cm de diámetro previamente enmantecado y enharinado, y depositar en el horno precalentado a 170 °.
  7. Hornear por 30 minutos o hasta que al pinchar con un cuchillo salga limpio.

Podés combinarla con frutillas bañadas en crema chantilly, o sencillamente con una bocha de helado.