Ensalada de patatas

La ensalada de patatas es uno de esos platos que todo el mundo quiere comer, especialmente durante los días de más calor. Si eres un apasionado de las patatas, no dudes en ponerte manos a la obra y preparar esta sana receta que puedes hacer más ligera o más contundente según tus gustos. Además es muy sencilla y muy rápida de preparar.

Este plato, uno de los más conocidos dentro de la gastronomía alemana, permite numerosas variantes, tantas como tu imaginación te permita. Con salchichas, con queso, con huevo cocido, con pimientos, con aceitunas, con o sin mayonesa…..Y es que con el ingrediente principal de esta ensalada, como es la patata, podrás preparar recetas deliciosas, ideales como plato único o como acompañamiento para otros platos.

Por otra parte las patatas es un alimento muy nutritivo y uno de los más económicos que se pueden encontrar. Aporta una enorme cantidad de carbohidratos, nutrientes fundamentales para aportar de manera instantánea energía al organismo. Además cuentan con fibra y proteínas y son un alimento con un contenido bajo en sodio y en grasas.

Además contienen numerosas vitaminas y minerales como el calcio, potasio, magnesio e hierro. Sin duda un alimento que merece la pena incluir en nuestras dietas. Eso sí, si se está siguiendo una dieta de adelgazamiento, lo más recomendable es consumirlas cocidas y evitarlas por las noches.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kilo de patatas
  • 300 gr. de judías verdes
  • 2 zanahorias
  • 2 huevos cocidos
  • 2 latas de atún en aceite
  • 1 chorro de limón o de vinagre
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Sal
  • Opcional: un poquito de mayonesa

Elaboración de la ensalada de patatas

En una olla se ponen las patatas cubiertas con agua. Se agrega una cucharada de sal pequeña y se ponen al fuego durante unos 30 minutos hasta que estén tiernas. Este tiempo va a depender del tamaño elegido de las patatas.

Después se dejan enfriar un poco antes de quitarles la piel. Cuando estén totalmente frías, se cortan en rodajas o en cuadrados, como prefieras.

En otra cacerola se ponen las judías verdes sin las puntas y cortadas en trozos, junto con las zanahorias peladas y en rodajas. Se cubren con agua y se añade un poco de sal. Se pone al fuego y se cuecen las verduras hasta que estén tiernas. Cuando estén listas, se escurren y se dejan enfriar.

El tiempo de cocción de las verduras va a depender de si las quieres más blandas o algo más crujientes.

En una fuente se colocan las patatas, las judías, las zanahorias y el atún bien escurrido. Se añade un chorro de aceite de oliva y otro de vinagre o de limón, según se prefiera, y se mezcla todo bien.

Se decora con los huevos cocidos previamente y cortados en rodajas. Para darle un sabor más contundente, puedes añadir a la ensalada una cucharada de mayonesa por encima. Guarda un rato en la nevera y ¡a comer!