Tres aliños para cocinar pollo

Ideas para cocinar pollo

En general, el pollo suele comerse asado, pero existen diferentes alternativas de preparación. Veremos tres formas de prepararlo para ir variando los sabores, para que no te canses de comer pollo.

El pollo tiene una carne blanca que acepta muy bien los aliños y diversas especias que darán a tu paladar una experiencia exquisita de sabores.

Pollo al limón

Ingredientes

  • Jugo de limón
  • Orégano
  • 4 dientes de ajo molido o picado finito
  • Sal y pimienta
  • 1 pollo

Preparación

Si usas el pollo entero, pártelo por la mitad en la pechuga, que quede en forma de rana y ponlo en una fuente para el horno, de lo contrario, distribuye las piezas individuales en la fuente. Has una mezcla con los ingredientes del aliño y rocíalo sobre el pollo. Deja macerar por unas cuatro horas o toda la noche, luego cocina en forma normal en el horno. Sírvelo acompañado con un buen vino blanco.

Pollo a la mostaza

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 4 cucharadas de mostaza Dijon
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Sal y pimienta

Preparación

Sigue las mismas instrucciones que el anterior, pero macera el pollo con la mezcla de mostaza, alcaparras, sal y pimienta. Acompaña con un vino Merlot o Pinot. Puedes prepáralo en el microondas por 30 minutos al máximo de temperatura.

Pollo a las finas hierbas

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 taza de vino blanco
  • Estragón
  • Eneldo
  • Sal y pimienta

Preparación

Sigue las mismas instrucciones que los anteriores. En una sartén, sofríe las pechugas salpimentadas a gusto en dos cucharadas de mantequilla, para que queden doradas

Sacalas de la sartén, dejando la salsa que queda, incorporar a ella el resto de la mantequilla, el estragón y el eneldo. Cuando la mantequilla esté derretida, poner sobre ella las pechugas doradas, agregar el vino blanco y tapar.

Cocinar a fuego lento hasta que el pollo esté cocido. Si aún no está cocido y queda muy poca salsa agregar un poco de agua antes que se seque, para que no se queme. Acompáñalo con un vino Pinot.