Galletas de fruta confitada

Guardar para navidad

La fruta confitada se usa en repostería y para comerla sola. En general se utiliza en repostería para preparaciones que se consumirán en navidad.

Las frutas confitadas pueden encontrarse glaseadas o escarchadas, ambos son un recubrimiento de azúcar. El glaseado es un recubrimiento uniforme y liso y el escarchado es un recubrimiento en forma pequeños cristales.

Tiempo aproximado de preparación: 20 minutos

Rinde: 3 docenas

Ingredientes

  • 500 grs de harina sin polvos
  • 2 cucharadas de polvos de hornear
  • 300 grs de miel
  • 75 grs de azúcar
  • 75 grs de chancaca
  • ½ taza de leche
  • 180 grs de pasas
  • 180 grs de nueces
  • 180 grs de fruta confitada
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de clavo de olor molido

Preparación

En una olla vacíe la miel, chancaca, azúcar y leche. Cocine a fuego suave, hasta que esté todo disuelto. No deje que hierva. Mezcle la harina con la canela, el clavo de olor y los polvos de hornear, revuelva bien, incorporar las pasas, nueces y fruta confitada, queda un batido espeso.

Forrar la lata del horno con papel mantequilla y enmantequillarlo. Vaciar sobre ella el batido y extiéndalo dejándolo aproximadamente de 2 centímetros de espesor. Caliente el horno y hornee, hasta que empiece a dorarse la superficie. Retire del horno inmediatamente, para que no se pongan duras.

Corte la masa en forma de triangulo o cuadrados con un cuchillo, mientras la masa aún está caliente. Estas galletas puedes prepararlas para guardar y consumir en navidad, en caja de lata duran hasta tres meses.