Empolvados

Estos pasteles son fáciles de hacer y ricos para los niños. También puedes prepararlos más pequeños y utilizarlos para cóctel. El dulce de leche a utilizar debe ser de excelente calidad y debes aplicar una buena cantidad en el relleno, para evitar que se sientan secos, ayudando a la vez a que se peguen muy bien los círculos de bizcochuelo.

Delicia al paladar

Tiempo aproximado de preparación: 30 minutos

Rinde: 12 porciones

Ingredientes

  • 4 huevos
  • ½ taza de azúcar flor o impalpable
  • ¾ taza de harina
  • 1 cucharada de polvos de hornear
  • 4 cucharadas de manjar
  • Azúcar flor para espolvorear

Preparación

Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que estén blancas y espumosas.

En otro bol, batir las claras a nieve con el resto del azúcar, para luego agregar con movimientos envolventes las yemas ya batidas hasta que se integren. Añadir la harina y los polvos de hornear, también con movimientos envolventes hasta que se incorporen los ingredientes, no batir, sino la mezcla no subirá.

Forrar la lata del horno con papel mantequilla y enmantequillar, dibujar en ella 12 círculos de 10 centímetros de diámetro, dejando aproximadamente 3 centímetros entre cada círculo. Colocar la masa con cuchara sobre los círculos dibujados en el papel y llevar al horno de 15 a 20 minutos, hasta que estén dorados ligeramente.

Retirar del horno y dejar enfriar. Sacar del papel los círculos de bizcocho y unir de a dos con “bastante” dulce de leche. Espolvorear cada uno con azúcar flor y servir. Puedes rellenarlos también con huevo mol.