¿Cómo aprovechar las cáscaras de naranja o limón?

Las naranjas son frutas que tienen múltiples y conocidos beneficios para la salud. Son muy ricas en vitamina C, contienen minerales y son antioxidantes. También ayudan a bajar el colesterol, entre otros muchísimos beneficios, y podemos contar con ellas en los mercados durante casi todo el año.

Pero lo que no siempre se conoce, es que las cáscaras de la naranja pueden reutilizarse ya que también tienen varias utilidades. Recuerdo que mi abuela dejaba secar las cáscaras para luego usarlas en el mate, o también las rallaba y guardarla en un frasco para usarlas cuando preparaba postres o tortas.Así que no olvides guardar las cáscaras la próxima vez que comas naranjas.

Además de su valor nutritivo, la naranja nos ofrece su cáscara para múltiples utilidades.

Además de su valor nutritivo, la naranja nos ofrece su cáscara para múltiples utilidades.

Cascarillas secas para el mate

Para reutilizarlas, debemos secar las cáscaras al sol durante unas 10 horas, o bien al horno durante unas 4 0 5 horas a una temperatura de 50 grados aproximadamente. Debemos controlar que no se peguen ni se tuesten, y así­ quedarán bien secas y listas para guardar, pudiendo conservarse en un recipiente herméticamente cerrado como conservaríamos cualquier especia.

Piel de Naranja confitada

Es una de las maneras más ricas y deliciosas de reciclar la piel de la naranja. Es práctico acordarse de ir guardando en un frasco de vidrio las cáscaras cortadas en bastoncitos de uno o dos centímetros, para que a la hora de contar con cantidad suficiente nos pongamos manos a la obra. Será razonable acumular las cáscaras de 5 o 6 naranjas como mínimo.

Cortar las cáscaras en bastones de un centímetro aproximadamente, ya sea para reutilizar o para azucarar.

Cortar las cáscaras en bastones de un centímetro aproximadamente, ya sea para reutilizar o para azucarar.

Preparación

  1. Lavar bien y colocar los bastoncitos a hervir unos 5 minutos en agua. Luego tirar el agua y escurrir.
  2. Repetir dos veces esta operación para quitar el sabor amargo.
  3. Colocar en partes iguales de peso piel de naranja, agua y azúcar a fuego muy bajo para que se vayan confitando, hasta que evapore la mayor parte del agua.
  4. Dejar enfriar en alguna rejilla, y esperar que se sequen para poder manipularlas.
  5. Al cabo de un buen rato, pasarlas por azúcar y dejar secar un rato más en la rejilla.
  6. Podrán ser conservadas en un frasco de cristal cerrado para usarlas en postres o consumirlas como si fueran golosinas.
  7. También se puede fundir un poco de chocolate y bañarlas, quedarán exquisitas.
Se deben manipular con cuidado porque las cáscaras caramelizadas queman un poco.

Se deben manipular con cuidado porque las cáscaras caramelizadas queman un poco.

Otras utilidades interesantes

  • En la decoración: podemos adornar con ella nuestros platos recortando con distintas formas las cáscaras. Si está recién cortada aportará además un aroma exquisito.
  • Para saborizar: podemos rayar las cáscaras y espolvorear por ejemplo sobre un cóctel de langostinos o sobre unos canapés. También pueden usarse para dar gusto al arroz con leche.
  • Para aromatizar: hervir a fuego lento las cáscaras del cítrico en una pequeña olla. Añadir un ramito de canela y clavos de olor para darle a tu hogar una fragancia dulce que flotará en el ambiente. Hacerlo con una olla que necesites limpiar, ya que las cáscaras de los cítricos hirviendo ayudan a despegar la comida adherida a la parte inferior.