Ostiones a la Florentina

Manjar afrodisíaco

El ostión es un molusco pariente de las ostras. Pueden servirse frescos, guisados, ahumados, en vinagre, secos, en su concha y también pueden encontrarse enlatados.

Son perfectos para aperitivos, sándwich y pizzas. De alto valor nutritivo, proporcionan vitaminas A, B, C y D. Contienen mucho hierro, tanto o más que un filete de ternera o 4 huevos. Tiene propiedades antioxidantes y un alto aporte de ácidos Omega 3.

Tiempo aproximado de preparación: 20 minutos

Rinde: 4 personas

Ingredientes

  • 8 ostiones
  • 60 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas aceite de oliva
  • Ramitas de perejil
  • 2 filetes de anchoa
  • ½ cucharadita de brandy
  • 2 dientes de ajo
  • Pimienta en grano

Preparación

En una olla preparar la salsa, poner la mitad de la mantequilla, el aceite, una cucharada de perejil picado, las anchoas desmenuzadas, el brandy, la pimienta molida, y los ajos pelados y machacados. Poner a fuego y dejar que se caliente, revolviendo continuamente, no dejar que hierva. Reservar.

Separar la carne de las conchas y lavarlos bajo el chorro de agua fría, separar la carne blanca del coral, eliminar la membrana fina y secarlos.

Cortar la carne blanca por a mitad. Lavar las conchas y secarlas. Untarlas con mantequilla y distribuir sobre ellas los trozos de carne blanca y el coral. Derretir el resto de la mantequilla y verterla sobre los ostiones. En una fuente para hornear, disponer las conchas rellenas y hornear a horno precalentado a 250° C por 5 minutos. Retirar del horno y distribuir la salsa sobre las conchas, meterlas al horno medio minuto más. Servir enseguida.