Moñitos arlequín

La pasta es siempre una buena opción cuando no tenemos mucho tiempo para realizar una comida elaborada. Este tipo de pasta se la puede comprar seca, en paquete de 500 gramos y, guardarla en la alacena durante meses sin que se altere su sabor y consistencia.

Tiempo estimado de preparación: 35 minutos

Este plato rinde 6 porciones

Ingredientes

  • 500 gramos de pasta tipo moñitos
  • Una pechuga de pollo grandecita
  • 2 ajíes amarillos
  • 2 tomates perita
  • Un vaso de vino blanco seco
  • Aceite y manteca, cantidad necesario
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de salvia picada
  • 2 cucharadas de romero picado
  • 1 diente de ajo
  • 250 centímetros cúbicos de caldo de verduras
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

Limpiar la pechuga y cortarla en finas tiritas. Asar los morrones sobre la llama, pelarlos bajo el chorro del agua, sacarle las semillas y nervaduras. Cortarlos del mismo modo que cortamos el pollo.

Derretir en una sartén 30 gramos de manteca con 3 cucharadas de aceite. Agregar el pollo y los ajíes, saltearlos durante 5 minutos. Rociar con el vaso de vino y dejar que se evapore en fuego moderado. Incorporar los tomates, que debemos pelar y picar en concasse previamente. Condimentar con sal y pimienta.

Agregar las hierbas picadas a gusto y el ajo picado. Bañar con un cucharón de caldo. Cocinar a fuego bajo durante 15 minutos e ir agregando caldo cuando sea necesario.

Mientras tanto, cocinar la pasta en una olla de agua hirviente con algo de sal. Cuado estén al dente, colarlos y volcarlos en la sartén con salsa y cocinarlos unos 5 minutos mas. Servirlos calientes con queso rallado a gusto.