Dulce de batata casero

El dulce de batata o de boniato, es un postre típico de Paraguay, Uruguay y Argentina, preparado, por supuesto, a base de este ingrediente. Con él se consigue una especie de mermelada espesa de color naranja oscuro, muy parecida a un caramelo. Este postre considerado como uno de los más populares de los países mencionados anteriormente, forma también parte del famoso “vigilante”, otro de sus platos más conocidos.


La papa dulce, boniato o batata es el ingrediente principal de este postre. Cultivada en numerosos lugares por la raíz comestible que posee, aunque originaria de Venezuela, es un alimento que cuenta con propiedades reconocidas para luchar contra la desnutrición por sus poderosos nutrientes.

Dulce de batata

A continuación vamos a aprender a preparar un dulce de batata casero, que además de estar delicioso y de ser muy sencillo de preparar, nos puede servir como ingrediente para preparar otras recetas o para rellenar pasteles y tartas, por ejemplo. ¿Preparados?

Ingredientes

  • 1 kg. de puré de batatas
  • 750 gr. de azúcar
  • 1 cuchara de glucosa
  • 1 cuchara de agar agar (este ingrediente puede reemplazarse por gelatina sin sabor)
  • 50 cc de agua fría
  • 1 cuchara de esencia de vainilla

Preparación

En una cacerola se pone el puré de batata ya preparado junto con la glucosa y el azúcar. Se pone a fuego lento y se va removiendo de manera constante con una cuchara de madera hasta que consigamos que la preparación se despegue fácilmente del fondo de la cacerola.

Una vez realizado este paso se disuelve en agua fría el agar agar y se agrega el puré. Se cocina durante unos minutos más, removiendo continuamente hasta que se consiga el punto que se desee. Se añade una cuchara de esencia de vainilla y se retira del fuego.

Una variante de este postre es reemplazando el dulce de batata por dulce de membrillo.

Se echa la preparación en un molde especial para budín, forrado con papel de cocina previamente. Se deja enfriar y se desmolda. Se debe conservar este dulce dentro de la nevera en un recipiente bien tapado. A la hora de servir se corta en cuadrados pequeños junto con un poco de crema montada.

Otra opción es servirlo con una rodaja de queso fresco encima del dulce de batata. De esta manera conseguimos prepara el famoso “vigilante” o “dulce y queso” como lo conocen los más pequeños.