Aguas medicinales – Segunda parte

Remedios caseros

Tal como decíamos en la primera parte de las recetas de aguas medicinales, se utilizan como remedios caseros para niños y adultos. Para los adultos se hierven en agua de 5 a 10 minutos, se vacía en un tazón y se le agrega azúcar y para los niños o bebes se ponen las hojas de hierba en una taza con una cucharadita de azúcar y agua hervida, se tapa hasta que esté tibia para dárselas a tomar.

Tiempo aproximado de preparación: 10 minutos

Rinde: 2 porciones

Para los enfermos del estómago

Además del agua de arroz con canela y el arroz cocido con azúcar, podemos darle una taza pequeña de chuño que se prepara de la siguiente forma:

Ingredientes

  • 1 cucharada colmada de chuño
  • 1 ½ taza de agua
  • 1 palito de canela
  • 2 terrones de azúcar

Preparación

Se hace hervir el agua con la canela, cuando está hirviendo se le agrega el azúcar y el chuño previamente disuelto en un poco de agua fría para que no se haga grumos, luego se deja hervir por 10 minutos.

Para dolores de estómago: Se puede hacer un agua de manzanilla con hojas de menta, paico y cedrón o hierba mota.

Para el hígado: Agua de boldo

Para la indigestión o colitis: Agua de manzanilla con una cucharadita de linaza entera o bien linaza con palitos de canela. También puedes usar hojas de ruda y poleo o cascara de granada. En el caso de un niño, para la indigestión se le dará agua de pan quemado, se prepara carbonizando una marraqueta y  cuando esté bien caliente se vacía en un jarro con un litro de agua hervida, se deja enfriar, se cuela y se da a tomar al niño.

Para úlceras estomacales: Se hace una infusión de matico. Esto también es bueno para lavar heridas ya que el matico es cicatrizante.

Para prendimiento de los bebes, agua de anís o apio.