¿Cómo preparar zanahorias glaseadas?

Hacer una guarnición fácil en tan sólo unos minutos y con muy poco dinero a partir de un vegetal tan utilizado como la zanahoria, de eso se trata esta receta de hoy. Su consumo es muy recomendado por nutricionistas y especialistas de la salud por las propiedades de esta raíz comestible que es la zanahoria.Una rica receta para usar cuando no hay tiempo para elaboraciones complicadas, que acompaña muy bien a todo tipo de carnes, pollos, pescados y aves.

Beneficios de la zanahoria

Es una hortaliza que se destaca por proveer al organismo de nutrientes esenciales para la salud. Incorporarlas a tu dieta habitual será muy saludable, ya que te permitirá ganar en vitaminas, fibras, minerales, agua, hidratos de carbono, además de azúcares naturales, por eso es recomendable comerla muy a menudo. Entre sus componentes minerales se destaca por su importancia el potasio,  y entre sus vitaminas aparecen a raudales los carotenos, esenciales para la piel, ademas de las vitaminas E y B.

Las zanahorias son vegetales muy ricos en betacaroteno, sustancia que protege nuestra visión y que aumenta cuando las consumimos cocidas. En cambio mantienen las vitaminas y minerales cuando las incorporamos al organismo crudas.

Un vegetal con un contenido nutritivo muy balanceado en vitaminas, minerales, fibras, azúcares e hidratos de carbono.

Un vegetal con un contenido nutritivo muy balanceado en vitaminas, minerales, fibras, azúcares e hidratos de carbono.

Tiempo de cocción: 5 minutos
Rinde: 4 porciones

Ingredientes

  • 3 cucharadas de manteca o margarina
  • 1/2 kg de zanahorias cortadas en rodajas o finos bastones
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación

  1. A fuego lento, derretir la manteca y agregar las zanahorias cortadas.
  2. Agregar el azúcar aumentando el fuego a medio casi alto.
  3. Revolver frecuentemente para que se cocinen hasta que las zanahorias estén ocuras y blandas.
  4. Servir como guarnición caliente.
Hay muchas  variedades de este vegetal, como la zanahoria baby que es ideal para atraer al consumo a los más pequeñitos.

Hay muchas variedades de este vegetal, como la zanahoria baby que es ideal para atraer al consumo a los más pequeñitos.

Para elaborar estas zanahorias glaseadas o caramelizadas se requieren muy pocos ingredientes, no obstante ello el resultado es asombroso ya que quedan muy dulces y tiernas.