Tortilla de quinoa

La quinoa está considerada como un súper-alimento, ya que además de ser ligera y muy sencilla de combinar, aporta todos los aminoácidos esenciales para el organismo. Esta semilla-cereal se ha puesto últimamente muy de moda gracias a los enormes beneficios que parece aportar a nuestra salud.

Cultivado especialmente en los Andes, este ingrediente es perfecto para introducir en una dieta de adelgazamiento puesto que tiene elevados niveles de proteínas y muy poca azúcar. Además es apto para las personas celíacas puesto que no tiene gluten, aunque sí hidratos de carbono complejos. Por otra parte es un antioxidante estupendo al ser rico en minerales y vitaminas y contiene aminoácidos y grasas saludables. Poco más se puede pedir a este alimento con el que se pueden preparar tanto platos dulces como salados.

Uno de los ingredientes con los que más combinan la quinoa es con las verduras y con los hongos. Tanto pimientos, como coliflor, brócoli, cebollas o tomates, son ingredientes que aportan un estupendo sabor a la quinoa, así como los níscalos o champiñones, que salteados resultan exquisitos. Por otra parte las verduras cuentan con numerosas propiedades nutricionales y una densidad muy baja en calorías, por lo que resultan muy sanas. En esta ocasión vamos a preparar una deliciosa tortilla de verduras y quinoa. ¡Aprende cómo!

Receta de quinoa

Ingredientes necesarios (para 4 personas)

  • 4 huevos
  • 1 puñado de espinacas hervidas
  • 1 cebolla
  • 1 taza de quinoa previamente cocinada
  • Sal y pimienta

Elaboración

Hierve las espinacas en agua con una pizca de sal de tres a cinco minutos para que estén al dentes. Transcurrido este tiempo ponlas bajo el grifo de agua fría para que no pierdan su color verde. Escurre y reserva. Mientras tanto en una sartén añade un poco de aceite de oliva y agrega la cebolla cortada en tacos pequeños para que se sofrían durante unos minutos. A continuación echa también las espinacas y mezcla ambos ingredientes perfectamente.

En un bol ve añadiendo los huevos uno a uno y bátelos junto con un poco de pimienta y sal al gusto. Comienza a preparar la quinoa. Para ello pon por cada taza de este ingrediente dos de agua. Cuando esté preparada se añade a la mezcla de las espinacas. Por último, se incorporan los huevos bien batidos y se cocina a fuego lento para evitar que la tortilla se queme. Da la vuelta con cuidado para terminar de cocinar por ambos lados. ¡A disfrutar!

Ten en cuenta que gracias a las propiedades que aportan los ingredientes utilizados en el organismo, esta receta es perfecta para comenzar el día, especialmente para quienes van a realizar cualquier tipo de actividad física.

Además es un plato ideal para las personas vegetarianas que puede acompañarse, por ejemplo, de una ración de falafel de garbanzos, tanto a lo hora del desayuno como en la cena.