Tipos de cuchillos

Elige el que realmente usarás

Cuando cocinamos, siempre buscamos los mejores ingredientes, pero dejamos de lado los utensilios de cocina, como por ejemplo los cuchillos.

Usamos el que tenemos a mano, sin preocuparnos para que sirve o si está bien afilado. En esta ocasión, veremos los tipos de cuchillos que debiéramos tener en nuestra cocina y sus usos.

Según su material

Cuchillo de acero al carbono: Este cuchillo adquiere filo fácilmente y se mantienen muy bien afilados. Su desventaja es que se oxidan fácilmente.

Cuchillo de acero inoxidable de alto carbono: Son muy flexibles a cualquier temperatura. También requieren de mucho cuidado para que no se oxiden con la humedad, por lo que después de usarlos, debemos limpiarlos muy bien y secarlos con mucho cuidado. Son bastante caros.

Cuchillo de acero inoxidable: Son resistentes a la corrosión. Cuesta afilarlos y mantener el filo.

Cuchillo de súper acero inoxidable con aleación de acero: Son muy bonitos y muy duros, no es posible afilarlos.

Cuchillos de cerámica: Se rompen fácilmente, pero siempre están afilados, no se corroen y se pueden limpiar fácilmente.

Cuchillo carnicero: Son especiales para deshuesar y cortar todo tipo de carnes.

Según su uso

Para vegetales: Pequeña hoja puntiaguda de 7 centímetros de largo. Se utiliza para pelar, redondear vegetales y trozar.

Para deshuesar: Hoja de 12 centímetros de largo, delgada y puntiaguda. Por su tamaño es fácil introducirlo en pequeñas ranuras.

Para mezclar, untar, raspar, alzar y manipular: Su forma es de paleta o espátula. Su hoja es larga y flexible, su punta es redondeada y sus filos no son cortantes.

Para cortar carne: Cuchillo mellado para facilitar el corte. Corta huesos y la carne alrededor de los huesos.

Para pelar: Hoja de 8 centímetros para no profundizar el corte y poder cortar solamente la piel. Su tamaño pequeño facilita la manipulación. Pela, rebana y corta frutas y productos pequeños.