Tarta hojaldrada al jengibre

El jengibre que se utiliza en la cocina, es la raíz de esta planta asiática. Su aroma conjuga una fresca sensación a madera con un fondo dulce. Es levemente picante, con sabor sutilmente amargo. por ello es sumamente importante que no se utilice mucho mas que una cucharadita, ya que esta proporciona le da todo el sabor necesario ala preparación.

Tiempo aproximado de preparación: 2 horas

Este plato rinde para más de 8 porciones

Ingredientes

  • 2 tapas para tartas (las llamada pascualinas)
  • 1 kilogramo de zapallitos verdes (los redondos)
  • 3 huevos
  • 80 gramos de miel
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo  (con una cucharadita es suficiente)
  • 2 cucharadas de almendras peladas y picadas
  • 100 gramos de manteca
  • Sal a gusto

Preparación

Estirar un poco cada tapa de tarta y colocarla una sobre otra, forrar con ellas un molde para parta en mantecado de aproximadamente 22 o 24 centímetros de diámetro. Practicar cortes verticales a intervalos de 1 centímetro en el borde de la masa y plegar hacia adentro uno si y otro no, para darle un toque original a la tarta. Colocar esto en la heladera por 1 hora.

Mientras pelar los zapallitos, cortarlos en trozos y cocinarlos al vapor durante 20 minutos, hasta que estén tiernos. Dejar entibiar y luego pisarlo con tenedor para formar un puré; mezclar con la miel, los huevos previamente batidos, la leche, un toque de sal y el jengibre.

Volcar esta mezcla sobre la masa que ha descansado en la heladera. Hornear a 180 grados por una hora. A mitad de la cocción espolvorear con las almendras picadas. Una vez cumplido el tiempo de cocción, retirar del horno y espolvorear los bordes con azúcar impalpable. Servir tibio.