Tarta de galletas

La tarta de galletas es una receta realmente buenísima y muy fácil de preparar, que además no te va a quitar demasiado tiempo, ya que en poco más de media hora la tendrás preparada. El olor de este postre seguro que te va a trasladar a tu infancia mientras la preparas, solo que ahora en lugar de ayudar a tu abuela, podrás pedir que sean tus hijos los que te ayuden a ti mientras la preparas, para disfrutar de una agradable tarde en familia.

Si tienes algún cumpleaños o celebración a la vista, o simplemente quieres sorprender a los tuyos con un postre exquisito, opta por preparar esta tarta de galletas, todo un clásico dentro de la repostería casera. Puedes prepararla con diferentes ingredientes, pero siempre de una manera muy fácil gracias a la receta que hoy te proponemos.

Con pocos ingredientes y además todos ellos muy económicos, podrás preparar esta tradicional tarta. Si quieres aprender cómo elaborarla, sigue leyendo, te aseguramos que no te vas a arrepentir y que el resultado merecerá la pena, además de que todos tus invitados no van a dejar ni una sola miga en el plato, eso seguro. ¡Toma nota!

Preparación tarta de galletas

Ingredientes para 6 personas

  • 2 paquetes de galletas tipo María
  • 1 sobre de natillas de chocolate
  • 1 sobre de natillas de vainilla
  • 8 cucharadas de azúcar

Elaboración

Lo primero que hay que hacer es coger una cazuela para preparar las natillas. Para ello seguiremos las instrucciones del fabricante. Empezaremos por las natillas de vainilla y para eso ponemos el azúcar y la leche a calentar. Echamos el sobre en otro vaso con leche y se incorpora a la leche que ya estará hirviendo. Se retira del fuego y se hace lo mismo con el sobre de las natillas de chocolate.

En un bol que sea grande y bastante profundo, da igual la forma que tenga, se hace una base de galletas. En este caso hemos escogido las de tipo maría, pero se pueden escoger las que se deseen, incluso de sabores. Si es necesario se parten para cubrir la base. Se echan encima las natillas de chocolate para tapar las galletas. Se coloca otra capa de galletas y ahora se cubren con las natillas de vainilla.

Si quieres hacer una tarta más alta de galletas, usa dos sobres de natillas de vainilla y dos de chocolate.

Se siguen alternando las capas de galletas con las de natillas hasta que se llene el bol, de tal manera que la última capa que coloquemos sea la de las natillas de chocolate. Se deja enfriar y se mete en el frigorífico una hora como mínimo. Sírvela fresquita y si quieres, adornada con unas virutas de colores de chocolate por encima.