Sopa fría de melón con jamón (otra alternativa)

Las sopas frías son muy apetitosas tanto por su sabor como por la conveniencia de tomar un plato con buenos nutrientes, que son tan beneficiosos para el organismo. En otra oportunidad publicamos una riquísima sopa fría de melón con jamón, pero en esta oportunidad te presentamos una sopa de melón con un aspecto indiscutiblemente atractivo.

El melón puede llegar a contener hasta un 90 por ciento de agua, lo que hace que su valor calórico sea notablemente bajo (100 gr de melón aportan 25 calorías). Si bien es muy dulce, contiene poco más de un 5 por ciento en azúcares. Sin embargo, es muy rico en minerales y vitamina C.

Sea cual sea la variedad que elijamos, deben estar firmes y llenos, y la cicatriz del tallo debe ser nítida. Hay que rechazar los blandos y los que muestren cortes o magullones húmedos en la corteza. Si se presiona suavemente en un extremo, debe sentirse levemente elástico al tacto. Si al mover el melón se escucha como un chapoteo de agua, eso significa que la fruta está demasiado madura.

Esta deliciosa sopa resulta espléndida para servir en la propia cáscara de melón, y tiene la ventaja de que también la podemos disfrutar caliente.

Los recortes del borde de la cáscara agregan un toque original a la presentación.

Los recortes del borde de la cáscara agregan un toque original a la presentación.

Servida al plato, o en la natural sopera de su cáscara, esta sopa es sencillamente deliciosa.

Tiempo de elaboración: 1 hora
Porciones: 4

Ingredientes

  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 1 papa
  • 1/2 pocillo de aceite
  • 1 melón
  • 1 litro de agua o caldo
  • 120 gramos de  jamón en trozo o fetas
  • 1 pocillo de crema de leche
  • sal y pimienta a gusto

Preparación

  1. Cortar los puerros a lo largo, quitar las hojas duras y picarlos.
  2. Pelar la cebolla y cortarla en cubitos bien chicos.
  3. Pelar la papa y cortarla de la misma manera.
  4. Rehogar la cebolla y los puerros en una olla con 4 cucharadas de aceite.
  5. Incorporar la papa a la cacerola, sazonar con sal y rehogar unos minutos más.
  6. Cortar una base al melón (para que se pare) y una rebanada ancha de arriba.
  7. Descartar las semillas y sacar la pulpa al melón con una cuchara. La cáscara debe quedar como una sopera.
  8. Agregar a la cacerola la pulpa del melón y sazonar a gusto con sal y pimienta.
  9. Verter en la cacerola el caldo o el agua.
  10. Cocinar 25 min a fuego medio, y luego procesar la sopa usando el minipimer.
  11. Pasarla por un colador y llevar a la heladera.

Esta sopa queda exquisita si le agregamos un pocillo de crema de leche, mezclándolo bien para integrar. Para darle terminación, cortamos en juliana o bastones finos el jamón, y luego de pasar la sopa fría de melón a la cáscara ahuecada, decoramos por encima con las tiritas de jamón. Podemos acompañar la sopa con croutones saborizados, o simplemente tostadas de pan frío.