Sopa de calabaza

La sopa de calabaza es uno de los platos que más se consumen durante el otoño y el invierno. Este plato tan saludable es apto también para los veganos y vegetarianos. En caso de que no encuentres calabaza o que no te guste, puedes preparar la misma sopa con otra hortalizas, como por ejemplo calabacín. Y si añades un par de porciones de quesitos, te quedará maravillosa.

En cuarenta y cinco minutos aproximadamente tendrás preparada esta rica sopa de calabaza que se encuentra repleta de nutrientes y que podrás compartir con toda la familia. Es una receta muy sencilla que podrás usar como primer plato para una comida o cena ligera. Es ideal para recargar energías y para tomar en épocas de frío.


Aunque esta receta gusta a prácticamente todo el mundo, puedes añadir tu toque personal dependiendo de tus gustos y de los de tu familia. Por ejemplo puedes añadir una manzana para conseguir una mejor textura y un sabor diferente. Y si lo que quieres es darle un sabor más refrescante, cinco minutos antes de que termine la cocción, añade un poco de piel de naranja. Para que te quede más cremosa puedes añadir un poco de leche de coco. Como ves, son muchas las variaciones de esta sabrosa receta de sopa de calabaza. Elige tu favorita y ¡a disfrutar!

Sopa de calabaza

Ingredientes para 4 personas

  • 1,2 kilos de calabaza troceada
  • 1 taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo bien picaditos
  • 1 litro de caldo de pollo
  • ½ taza de crema agria
  • 8 lonchas de bacon cocido y desmenuzado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración

Comienza poniendo a calentar en una olla el aceite de oliva para pochar el ajo y la cebolla durante cuatro minutos. A continuación añade el caldo y la calabaza y en el momento en que empiece a hervir, baja el fuego y deja que cuezan todos los ingredientes tapados durante aproximadamente cuarenta minutos.

Agrega el caldo al vaso de la batidora o a la licuadora y bate muy bien hasta que consigas que no quede ningún grumo. Sirve en cuencos individuales esta rica sopa de calabaza y en el centro pon un poco de crema agria junto con unas virutas de bacon. Si lo deseas puedes añadir también unos costrones pequeños de pan frito que quedan riquísimos con todo tipo de sopas y cremas. ¡Buen provecho!