Sopa de arroz

Esta receta de sopa de arroz es ideal para hacernos sentir reconfortados en los días más fríos del año y en aquellos en los que el cuerpo se encuentra algo más flojo, ya sea por cansancio o por alguna pequeña enfermedad como por ejemplo un constipado. Además es perfecta para ser preparada incluso por los más novatos entre fogones, así como un plato rápido de hacer, muy sencillo de elaborar y con un extraordinario sabor que se puede comer en cualquier ocasión, ya sea solos o acompañados.

Media hora es el tiempo total que te va a llevar preparar esta sopa tan sana, idónea para consumir como primer plato tanto a la hora de la comida como de la cena, e indicada para todo el mundo, especialmente para aquellas personas que por motivos de salud tienen que llevar una dieta blanda, incluidos los niños que rápidamente se recuperarán tomando esta riquísima sopa. Se aconseja tomarla muy despacio para que sistema digestivo se encuentre con que tiene la mayor parte del trabajo hecho y se sienta mejor cuanto antes.

Si quieres completar tu menú diario o tomar esta sopa como único plato puesto que al llevar pollo es muy completa, solo tienes que continuar leyendo para aprender cómo preparar esta estupenda sopa de arroz que seguro se va a convertir en uno de los platos favoritos de toda la familia, sobre todo en los días más fríos del año. ¡Apunta!

Sopa de arroz

Ingredientes para 2 personas

  • 1 taza de arroz
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 100 gr de pollo
  • 4 hojas de lechuga
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Se lavan y cortan los puerros y a continuación se pelan y cortan en finas rodajas las zanahorias. En una sartén en la que habremos echado un chorro de aceite, se sofríen los dos ingredientes con una pizca de sal. Cuando estén listos se reservan para el caldo.

En una cazuela se añade un litro de agua y sal y se agrega el pollo cortado en tiras finas, el sofrito anterior y la lechuga en trozos. Se deja durante diez minutos cocer y a continuación se echa el arroz. Se continua cocinando durante quince minutos más.

Transcurrido este tiempo, se apaga el fuego y se sirve directamente, bien en un bol o en un plato hondo. Puede acompañarse con un huevo duro cortado en trozos pequeños que le dará un extraordinario aporte a la sopa de arroz. ¡Bon apetit!