Solomillo a las finas hierbas

Un buen solomillo es una gran fiesta culinaria, ya que se trata de una pieza selecta de carne que es la vedette de todo plato central. Es un corte de carne sabroso, de primera calidad, que ofrece gran cantidad de opciones en la cocina. Ya sea de carne de cerdo o vacuna, puede ser presentado con diversas salsas y guarniciones, permitiéndonos afirmar que muchas veces las más simples elaboraciones son las que nos permiten disfrutar de los más exquisitos platos.

El salomillo con finas hierbas como el romero, pereji, estragón y albahaca  es muy fácil y rápido de hacer.

El salomillo con finas hierbas como el romero, pereji, estragón y albahaca es muy fácil y rápido de hacer.

Sobre el corte solomillo

Es el rey de las carnes, el corte cumbre de la res de ganado vacuno o porcino.También llamado solomo por estar ubicado debajo del lomo. Es un corte de carne alargado y aplastado, que procede de la parte lumbar del animal, alojado entre las costillas inferiores y la columna vertebral.

Este noble corte de primerísima calidad no es un corte económico, proviniendo su gran estimación de la ausencia de tejido conjunto intermuscular, es decir, es un corte totalmente magro. Lamentablemente, el ganado vacuno posee sólo dos solomillos que pesan aproximadamente dos kilos cada uno, algo así como el 1 % del peso de la res.

Esta receta de solomillo aromatizado con hierbas y especias es un plato ligero ideal para los días de calor, especialmente si lo acompañas con hortalizas, pudiendo variar las que más te agraden en cada oportunidad que lo prepares. También la salsa de mostaza es una gran aliada si la combinas, por ejemplo, con patatas y zanahorias glaseadas.

Rinde: 4 comensales

Ingredientes

  • 1 solomillo (800 gr aproximadamente)
  • pimienta negra
  • sal
  • aceite de oliva
  • 1 cucharada de mostaza
  • estragón, perejil, albahaca, romero
  • 1 vaso de vino jerez

Preparación

  1. Cortar la carne en ocho rodajas (dos por persona) y salpimentar de ambos lados.
  2. Calentar cuatro cucharadas de aceite de oliva en una sartén o plancha y colocar el solomillo cortado a fuego fuerte un instante para que se doren los bordes de los dos lados.
  3. Reducir el fuego y dar vuelta las rodajas para que se cocinen por dentro y retirar mientras aún estén jugosas.
  4. En la misma sartén o plancha donde se marcaron los solomillos, añadir el vino a fuego lento y esperar que se reduzca.
  5. Agregar la mostaza y las hierbas bien picadas y , sin dejar de revolver, reducir la salsa a la mitad, a fuego lento.
  6. Añadir la carne reservada hasta que complete su cocción y servir caliente.
Un plato principal ligero, saludable y sabroso. 

Un plato principal ligero, saludable y sabroso.

El solomillo a las finas hierbas ofrece infinitas opciones como guarnición, destacándose las patatas y las manzanas asadas. También puede ser preparado con salsa de ciboulette, salsa de perejil, salsa de mostaza, salsa de chimichurri entre tantas otras según tu elección.