Salsa calabresa para pastas

La gastronomía italiana se hizo popular e internacionalmente famosa por sus pastas, y quizás sea la más universal de las cocinas. Por cierto, las pastas resultan indispensables en algún momento de las mesas actuales: spaghetti, macaroni, ravioli, tortellini, quadrucci, tagliatelle, cappellettipenne… La cocina italiana se hizo conocer principalmente por sus pastas y no hay pueblos de mediana envergadura en todo occidente que no tengan algún restaurante italiano.

La sencilla apariencia de su elaboración quizás explique su popularidad. Pero algo importante define el resultado: la cocción. Siempre una buena pasta debe quedar “al dente”, lo que significa tener algo de dureza. Para ello basta con echar la pasta en una olla con agua en ebullición cociéndola un minuto menos de lo recomendado. Luego se retira inmediatamente y se escurre, para ser enfriada bajo la canilla de agua fría o bien en un bol con agua fría para detener la cocción.

Spaghetti con salsa calabresa luciendo sus trozos de longaniza.

Spaghetti con salsa calabresa luciendo sus trozos de longaniza.

A continuación se comienza a preparar la salsa elegida, en esta oportunidad te recomendamos la salsa calabresa.

Tiempo de cocción: 20 a 40 minutos
Rinde: 4 comensales

Ingredientes

  • aceite de oliva
  • ajo 1 diente
  • 100 gr de cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 tomate seco picante
  • 1 morrón
  • arvejas
  • longaniza o choricillo
  • queso rallado
  • 10 gr de albahaca
  • 5 gr de piñones
  • 1 berenjena
  • sal y pimienta a gusto

Modo de preparación

  1. En una sartén calentamos el aceite para dorar el ajo junto a la longaniza cortada en tiritas.
  2. A esta preparación le añadimos 1 cebolla picada fina, 1 morrón igualmente picado, 2 o 3 dientes de ajo picados, 1 hoja de laurel, 1 lata de tomates, 1 berenjena cortada en cubitos, el tomate seco, la zanahoria rallada, las arvejas, los piñones y la albahaca picada fina.
  3. Salar, pimentar y dejar cocinar a fuego bien lento.
  4. Hervir aparte la pasta en agua con sal sin dejar que termine de cocinar.
  5. Retirar la pasta para añadirla a la sartén con la salsa de modo que se impregne bien de su sabor cocinándola uno o dos minutos.
  6. Servir con abundante queso rallado.

Variantes

Puede reemplazarse la longaniza por trozos pequeños de cerdo, que deberán dorarse en aceite antes del preparado de la salsa. La longaniza hará más fuerte su sabor, la elección dependerá del gusto de los comensales.

La salsa calabresa puede llevar longaniza o ser reemplazada por trocitos de cerdo, que la harán más suave.

La salsa calabresa puede llevar longaniza o ser reemplazada por trocitos de cerdo, que la harán más suave.

 ¿Qué es el piñón?

Es la semilla propia de la piña, un fruto seco de cáscara dura, parecido a una pequeña nuez. Cada 100 gr de piñones hay una alta proporción de proteínas : 31 gr , mucho más que las nueces y semillas. También son ricos en fibras, y se convirtieron en el ingrediente fundamental del pesto italiano.

Una salsa especial para pastas que lleva zanahorias, cebolla y arvejas rehogadas con longaniza, en su receta más clásica.

Una salsa especial para pastas que lleva zanahorias, cebolla y arvejas rehogadas con longaniza, en su receta más clásica

Consejos

  • Cocinar las pastas en abundante agua salada, se sugiere un litro de agua cada 100 gramos de pasta, y una cucharada de sal cada 2 litros de agua.
  • Se recomienda no utilizar aceite en la cocción de las pastas, para favorecer que éstas puedan adherirse lo más posible a la salsa después de cocinarlas.
  • Cuando el agua comience a burbujear será el punto exacto en el que deben introducirse la pasta, sin cambiar la temperatura de cocción, para evitar que se pasen.