Receta de la abuela: guiso de lentejas

Guiso de lentjeas casero

Cuando pasan los años, a uno le quedan los recuerdos de las comidas caseras que preparaba su abuela. En particular, a mí siempre me ha gustado el guiso de lentejas que me preparaba de chica y que hoy en día nadie de mi familia salvo yo pudo repetir algo tan delicioso. Eso sí, aviso que no es una receta dietética.

Como soy una buena persona, hoy voy a compartir esa receta para que deleites a tu familia y de paso que tus hijos coman lentejas para que el hierro se ingiera en sus organismos.

Tiempo de preparación: 1 hora
Rinde: 4 personas con dos platos abundantes cada una, o 6 platos medianos.

Ingredientes

  • 500 gr de lentejas secas
  • 1 cebolla mediana
  • 150 gr de panceta ahumada
  • 1 chorizo colorado
  • 3 vasos de caldo de verduras
  • 1/4 vaso de aceite de oliva
  • 2 papas medianas
  • 1 zanahoria
  • 3 tomates pelados y sin semillas
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • Sal, pimienta y ají molido a gusto
  • Queso parmesano rallado
  • 2 huevos hervidos y picados

Preparación

Esta receta lleva su tiempo. En primer lugar, un día antes dejas las lentejas en agua. La proporción es el doble de agua que de lentejas.

Ahora, al día siguiente, pica todas las verduras en trozos pequeños, reserva las papas y con el resto prepara una fritura en una olla a presión con aceite de oliva a fuego moderado.

Aparte, en una sartén, saltea los trozos de panceta ahumada cortadas en trozos grandes y vuélcala sobre los ingredientes que están en la olla a presión junto a un vaso de caldo de verduras. Añade también las papas, las lentejas escurridas y el chorizo colorado cortado en trozos. Condimentar con sal, pimienta y ají molido.

Por último, tapa la olla y deja cocinar a fuego lento por 30 minutos revolviendo a la mitad de tiempo y revisando cada tanto si es necesario agregar agua o caldo.

Cuando veas que las papas y las lentejas están tiernas, ya puedes quitar la olla del fuego. Deja reposar por otros 30 minutos para logar que las verduras absorban todos los sabores.

Mientras esperas, mezcla el queso y el huevo colócalo en un recipiente en la mesa. A la hora de servir, calienta la olla 5 minutos y sirve enseguida, que te lo agradecerán.