Ravioles con mariscos

La combinación única de la pasta y los mariscos, hacen de este plato una escusa para disfrutar en una noche romántica con una copa de vino blanco seco, o un buen vino espumante del tipo extra brut.

Tiempo estimado de preparación: 45 minutos

Este plato rinde para 4 personas

Ingredientes

  • 400 gramos de ravioles de verdura, pero si usted consigue, que sean de pescado
  • 500 gramos de mejillones
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 200 gramos de camarones pelados
  • 200 gramos de calamaretis limpios
  • 250 gramos de queso rallado, recomendación parmesano
  • Vino blanco seco, cantidad necesaria
  • Un ramillete de perejil
  • ¼ de ají picante
  • La cascara rallada de un limón
  • ½ litro de salsa blanca
  • Aceite
  • Sal

Preparación

Lavar bien los mejillones y abrirlos en una olla a fuego vivo. Deseche aquellos que no se abren, porque no están buenos y son perjudiciales para su salud.

Picar el ajo con el perejil y fritarlo en una sartén con 4 cucharadas de aceite. Agregar los calamaretis y hacerlos tomar sabor por 10 minutos. Rociar con un vaso de vino blanco seco y dejarlo reducir a la mitad. Unirles los mejillones sin las valvas y los camarones salados, perfumar con la cascara rallada de un limón y el ají picante bien picado (si no se desea solo incorporar un cuarto de ají rojo común).

Cocinar a fuego bajo durante 5 minutos, revolviendo con cuidado para que no se desarmen los camarones y mejillones. Cocinar aparte los ravioles hasta que estén al dente. Volcarlos en el recipiente con los mariscos, agregar la salsa blanca y dos cucharadas de queso rallado (opcional la cantidad de queso). Mezclar, volcar todo en un molde para horno y gratinar en horno por 2 minutos.