Pizza de pavita

Este plato se realiza con pavita, pero puede reemplazarse con pechugas de pollo y la mortadela se puede cambiar por jamón cocido o paleta. Si no le gustan las anchoas, le puede incorporar huevo picado, aceitunas, fetas de jamón cocido, rodajas de salame y todo lo que se le puede poner a una pizza. A mi me gusta con rodajas de berenjena.

Tiempo aproximado de preparación: 50 minutos

Este plato rinde para 8 porciones

Ingredientes

  • 300 gramos de pavita
  • 100 gramos de mortadela
  • 3 rebanadas de pan lactal
  • 2 huevos
  • 250 ml de leche
  • 100 gramos de mozzarella
  • 6 filetes de anchoas
  • 20 gramos de tomates picados
  • Orégano sal y pimienta a gusto
  • 100 ml de aceite
  • 250 gramos de queso parmesano rallado.

Preparación

Cortar la carne de pavita en daditos. Hacer lo mismo con la mortadela. Desmenuzar el pan lactal, remojado previamente en leche y luego escurrido. Colocarlo en la procesadora con la pavita y la mortadela y procesar hasta obtener un picadillo. Agregar una cucharada de queso rallado, sal pimienta y los huevos. Mezclar esto con movimientos envolventes o con la mano para que la carne no se deshaga mas.

Aceitar un molde para pizza y cubrirlo de pan rallado. Colocar la mezcla de pavita y nivelarla bien. Rociar con apenas aceite y colocar sobre esta el tomate picado. Hornear a 160 grados durante 20 minutos. Retirar del horno la pizza y disponer sobre el tomate fetas de mozzarella, un poco de orégano y los filetes de anchoa. Cocinar hasta que la mozzarella este derretida. Servir caliente o tibia.