Picantones rellenos

Si quieres disfrutar de una comida o de una cena exquisita, te recomendamos que aprendas a preparar unos riquísimos picantones rellenos, un plato que resulta muy sencillo de elaborar y que es más fácil aún de comer, gustando tanto a niños como a mayores.

Y es que esta estupenda ave, es muy fácil de preparar debido a su pequeño tamaño y a su gran jugosidad. Ya sea para una celebración o para una comida informal, con unos picantones rellenos vas a conseguir sorprender a todos tus invitados con este plato que no es nada habitual, especialmente si los rellenas con frutos secos como es el caso de hoy.

Receta de picantones rellenos

Esta receta se prepara con una carne, que aunque no es demasiado conocida en algunas zonas, contiene muy poca cantidad de grasa, además de ser rica en proteínas e hierro. Los picantones son unos pollos pequeños de medio kilo más o menos, y con un mes de vida aproximadamente, que ha sido alimentado principalmente con trigo, lo que hace que sea tan jugosa y tierna. ¡Apunta los pasos a seguir!

Ingredientes

  • 4 picantones
  • 80 gramos de hígado de pollo
  • aceite de oliva
  • 20 gramos de piñones
  • 20 gramos de almendras
  • 20 gramos de higo secos
  • 100 gramos de pasas de Corinto
  • 1 chorro de coñac
  • caldo de carne
  • 100 gramos de pan de molde
  • 1 pastilla de avecrem
  • ajo, perejil, tomillo y romero
  • 50 ml. de leche
  • vinagre de Jerez
  • 1 cuchara de maicena
  • 100 gramos de carne picada de cerdo
  • 100 gramos de carne picada de ternera
  • bacon ahumado
  • 100 gramos de mermelada de fresa
  • pimienta negra

Elaboración de los picantones rellenos

El primer paso será limpiar los picantones. Para ello elimina las vísceras de su interior y quita las plumas del exterior. Para hacer ésto último quema con un soplete de cocina el exterior del picantón y las eliminarás fácilmente. Después quita los huesos procurando que la piel se mantenga intacta.

A continuación prepara el relleno y para hacerlo deberás picar los hígados muy finamente y colócalos en una sartén con aceite de oliva, junto con los frutos secos también picados. Flamea con el coñac.

Cuando se haya evaporado el alcohol, retira la sartén del fuego y añade la pastilla de avecrem, el perejil y el ajo. Remoja a continuación el pan con un poco de leche junto con la carne picada de ternera y de cerdo, así como con los frutos secos y con la preparación de los hígados. Salpimenta y reserva.

Sazona los picantones y añade un poco de pimienta. Coloca tres lonchas de bacon en una superficie lista superpuestas. Con una cuarta parte de la preparación reservada rellena los picantones. Cierra las aves sobre sí mismas y átalas con un poco de hilo o malla de cocinar. Guárdalos en la nevera.

Ahora es el momento de preparar la salsa. Pon la mermelada en un cazo a fuego medio y en el momento en que comience a derretirse y a burbujear, añade un chorro de vinagre y cocina hasta que éste se evapore.

Después añade el caldo a esta salsa. Sube el fuego para que se reduzca. Cuando el sabor se haya intensificado y concentrado, añade un poco de maicena para ligar el resultado. Deja que hierva durante un rato y en el momento en que tome consistencia, cuélala. Resérvala tapada.

Si notas que te queda demasiada espesa puedes añadir un poco de agua fría o más caldo a la salsa.

Pon los picantones encima de una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Riega con aceite de oliva y hornea a 180º durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo ya tendrás preparados los picantones que cubrirás con la salsa. Puedes servirlos acompañados de unas patatas cocidas o fritas. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *