Pancitos de Ricotta

Rápidos de preparar

La ricotta es el queso requesón. Es blanco, de suave sabor y textura blanda y granulosa. Se utiliza para postres, comidas saladas y también puede mezclarse con especias para untar en galletas para el cóctel.

En Italia es tradicional usarlo para rellenar pastas como los tortelloni, raviolis, canelones o lasañas. Puede ser de leche de vaca, oveja o cabra.

Tiempo aproximado de preparación: 40 minutos

Rinde: 12 porciones

Ingredientes

  • 300 grs de harina
  • 3 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 grs de ricotta
  • 50 grs de mantequilla
  • 1 yema

Preparación

En un bol, ponga la harina cernida, los polvos de hornear, la sal, la ricotta y la mantequilla blanda. Mezcle los ingredientes hasta formar una masa homogénea.

Extienda con un uslero y déjela de 3 centimetros de grosor. Corte los pancitos con un molde redondo del diámetro de un vaso, pincelelos con la yema disuelta en un poco de agua.

Precaliente el horno y hornee los pancitos por 25 minutos, deben quedar dorados. Si quiere, puede espolvorear orégano, semillas de sésamo, semillas de amapola o cualquier la semilla que prefiera, después de pincelarlos con la yema.

Puede servirlos tibios o fríos para acompañar sopas o consumirlos a la hora del té.