Pan de anís

Rico para la hora del té

El pan de anís es dorado por fuera y muy suave por dentro. Puedes prepararlo en una sola pieza o panecillos individuales. Son muy buenos para acompañar la hora del té y puedes comerlos solos o untados con crema o mermeladas.

Tiempo aproximado de preparación: 40 minutos

Rinde: 15 porciones

Ingredientes

  • 4 tazas de harina
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • 1 taza de azúcar flor o impalpable
  • 3 cucharadas de polvos de hornear
  • 2 cucharadas de semillas de anís
  • Semillas de sésamo para decorar

Preparación

Derrita la mantequilla y déjela entibiar. En un bol mezcle la harina, el azúcar, los polvos de hornear y el anís. Agregue los huevos batidos previamente y la mantequilla derretida. Revuelva todo pero no amase. Extienda la masa y corte con un molde los pancitos de 1 centímetro de alto. Pinte los pancitos con una yema diluida en agua y espolvoree las semillas de sésamo, luego espolvoree un poco de azúcar flor para que queden brillantes una vez horneados.

Coloque sobre la lata de horno previamente enharinada a fuego medio por 20 minutos aproximadamente. Si quiere hacer un pan grande, divida la masa en 3 y forme una trenza con ellas. Decore de igual forma.