Muffins de atún

Aunque los muffins son una receta dulce, típica para tomar en el desayuno o en la merienda, hoy queremos enseñaros una variación de esta especie de magdalenas de origen inglés: la versión salada. Y es que esta de esta manera tan original podemos preparar un delicioso aperitivo en muy poco tiempo. Además gracias a su presentación son perfectos para servir en celebraciones y fiestas.

Teniendo en cuenta que puedes sustituir el atún por pollo o por cualquier otro ingrediente que más te guste y que podrás hacerlos del tamaño que tú quieras, es una receta que vas a poder presentar en tu mesa en cualquier ocasión y máxime teniendo en cuenta que puedes dejarla preparada el día anterior y que incluso es recomendable, ya que si te pones a trabajar con la pasta recién hecha, estará muy líquida y no tendrá el suficiente cuerpo.


Por otro lado no olvides que el atún es un alimento muy nutritivo y saludable, bajo en calorías y grasas y alto en proteínas. Entre sus nutrientes esenciales nos encontramos con el calcio, ácidos Omega 3, niacina y vitaminas A, B y D. Además las proteínas de este alimento, al igual que la de otros pescados, son digeridas con mucha facilidad y se metabolizan con enorme eficacia.

Muffins de atún

Ingredientes

  • 1 cebolla pequeña
  • 150 gramos de atún en aceite
  • 2 tomates tipo pera
  • 12 aceitunas rellenas
  • 250 gramos de harina
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 2 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 huevo
  • 80 ml. de aceite de oliva
  • 230 ml. de yogur natural
  • 1/2 cucharadita de concentrado de tomate
  • 50 ml. de vino blanco
  • semillas de sésamo

Preparación

Comienza sofriendo la cebolla pelada y picada y con una pizca de sal, en un poco de aceite durante unos cinco minutos. A continuación añade el tomate sin piel y cortada en dados y saltea a fuego fuerte. Añade las aceitunas cortadas en rodajas y el atún. Mezcla y reserva.

Por otro lado mezcla la harina con todas las especias, el bicarbonato y la levadura en polvo. En un bol diferente bate el huevo y añade el yogur y 50 ml. de aceite, el vino blanco y el concentrado de tomate. Bate hasta que todos los ingredientes estén integrados completamente.

Agrega el resultado a la sartén y la mezcla de harina moviendo suavemente todos los ingredientes hasta que se queden perfectamente integrados unos a otros. Se deja reposar unas horas en la nevera.

Si sustituyes aproximadamente 50 gramos de harina por harina integral, el reposo será más favorable.

Precalienta el horno a 200º y forra, bien una bandeja especial para muffins o bien unos moldes para los mismos, con un poco de papel para que la masa no se extienda al calentarse y los muffins queden bien horneados. Rellénalos bien ya que éstos no suben tanto como los dulces, y echa por encima un poco de sésamo.

Hornea durante quince minutos en la zona baja del horno y si transcurrido este tiempo parece que les falta todavía un poco por hacerse, apaga el horno y mantenlos cinco minutos más en el interior para que acaben de hacerse.