Mousse de dulce de leche con pepitas de chocolate

La mousse en cualquiera de sus sabores, es un clásico con mucho rating. Una preparación de textura suavísima y liviana como espuma que se lleva todos los halagos en cualquier ocasión. En materia de cosas dulces, este postre argentino nos pertenece de raíz y nos identifica plenamente; para ser disfrutado en familia y por estar presente en la mayoría de las cartas de los restaurantes de generación en generación.

Postre exquisito, ya sea servido en copas elegantes decoradas por manos expertas, o sencillamente servido con nuez picada o almendras.

Postre exquisito, ya sea servido en copas elegantes decoradas por manos expertas, o sencillamente servido con nuez picada o almendras.

Rinde: 6 porciones
Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes

  • 250 gr de dulce de leche repostero
  • 250 gr de crema de leche
  • 50 gr de azúcar impalpable
  • 2 claras batidas a punto nieve
  • 100 gr de pepitas de chocolate o chocolate negro picado

Modo de Preparación

  1. Batir con batidora eléctrica la crema con el dulce de leche y el azúcar hasta integrar bien los tres ingredientes.
  2. En otro recipiente, batir las claras a punto nieve hasta formar picos firmes.
  3. Añadir las claras batidas a la crema de dulce de leche incorporándolas de forma suave y envolvente.
  4. Agregar las 2/3 partes de las pepitas o chocolate picado y mezclar.
  5. Llevar dos horas al frezer para que tome consistencia y luego colocar en heladera hasta servir.
  6. En copas individuales, servir decorando con el resto de las pepitas, y enriquecer si se lo desea, con almendras, nuez picada y rulos de chocolate.
Bien frío, con pepitas de chocolate o trozitos de chocolate blanco y negro.

Bien frío, con pepitas de chocolate o trozitos de chocolate blanco y negro.

Esta fácil y tentadora mousse de dulce de leche es deliciosa para acompañar ensaladas de frutas, helados y postres como si fuese una salsa, o bien servir de relleno a arrollados y tortas.