Mermelada de mora, con o sin semillas

Para cubrir kuchenes

La mermelada de mora es ideal para untar con el pan, algunos dicen que es la mermelada que acompaña muy bien el quesillo y el queso a la hora del té. También es muy utilizada en repostería y en postres.

Puedes pasarla por cedazo antes de envasar para guardar o dejarla con las semillas.

Tiempo aproximado de preparación: 40 minutos

Rinde: 1,5 litros

Ingredientes

  • 1 kg de moras
  • 1 kg de azúcar

Preparación

Lave muy bien las moras teniendo cuidado que no se desarmen, no las deje mucho tiempo en el agua. Báñelas con el azúcar y deje macerar la noche anterior.

Cocine a fuego medio y, cuando comience a hervir, cambie a fuego bajo y hierva revolviendo constantemente hasta que las moras estén casi deshechas. Para probar que está lista, dejar caer una cucharadita de mermelada en un plato, si no escurre está lista.

Si la mermelada tiene espuma, saque con una cuchara y envase en frascos conserveros mientras está caliente, tape los frascos y póngalos boca abajo hasta que se enfríen para que queden sellados.

Si la quiere sin pepitas, antes que se enfríe cuele la mermelada pasándola por un colador.

Para  hacer esta mermelada light, una vez cocidas las moras por 20 minutos, agregue 3 cucharadas de edulcorante líquido y, para que espese, deberá agregar también una cucharada de colapez en polvo que se hidrata en ¼ de agua, agregue a las moras cocidas y lleve a fuego medio hasta que hierva. Luego vacíe en los frascos.