Mermelada de damascos

Envasa y guarda para el invierno

El damasco, también se conoce como albaricoque, chabacano, albérchigo, abercoque, albarillo, aprisco o alberge. Es una de las frutas más rica en  vitamina A y es antioxidante. Los damascos deshidratados incrementan sus propiedades.

Tiempo aproximado de preparación: 40 minutos

Rinde: 2 litros

Ingredientes

  • 1 kg de damascos
  • 1 kg de azúcar

Preparación

Parta por la mitad y saque los cuescos de los damascos, no los pique para que se noten cuando la mermelada esté lista. Báñelos con el azúcar y deje macerar la noche anterior con el azúcar.

Cocine a fuego medio y cuando comience a hervir, cambie a fuego bajo y hierva revolviendo constantemente hasta que los damascos estén transparentes. Para probar que está lista, dejar caer una cucharadita de mermelada en un plato, si no escurre está lista.

Si la mermelada tiene espuma, saque con una cuchara y envase en frascos conserveros mientras está caliente, tape los frascos y póngalos boca abajo hasta que se enfríen, para que queden sellados.

Si quiere hacer esta mermelada light, una vez cocidos los damascos por 30 minutos, agregue 3 cucharadas de edulcorante líquido y para que espese, deberás agregar también una cucharada de colapez en polvo que se hidrata en ¼ de agua, agregue a los damascos cocidos y lleve a fuego medio hasta que hierva. Luego vacíe en los frascos.