Masa básica para ravioles

Las masas básicas tienen como ingredientes básicos las harinas, materias grasas, agua, y huevos, pero en diferentes proporciones y modos de preparación. En esta oportunidad les acercamos la masa básica para hacer ravioles, la cual nos permitirá aprender la técnica para usarla luego con cualquier relleno.

Si bien la práctica es importante, conocer las técnicas es necesario si queremos garantizar el resultado. Ellas son las que nos sirven de punto de partida a la hora de preparar ravioles innovadores con sólo cambiar los ingredientes que les proporcionarán diferentes sabores, colores y aromas.

Innovar en los rellenos y también en las salsas multiplica la variedad de sabores.

Innovar en los rellenos y también en las salsas multiplica la variedad de sabores.

Rinde: 5 porciones
Tiempo de preparación: 30 min

Ingredientes

  • Harina 1/2 kg
  • 4 yemas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua 4 cucharadas

Preparación

  1. En un recipiente volcar las yemas, el aceite y el agua mezclando un poco.
  2. Aparte, mezclar la harina y la sal y ponerla en la mesa en forma de corona.
  3. En el centro, colocar la mezcla de yemas incorporándolas con la punta de los dedos hasta formar una masa de consistencia algo dura, agregándole apenas agua para darle la textura deseada
  4. Formar un bollo bien alisado y apoyarlo en la mesa previamente espolvoreada con un poco de harina. Aplastarlo un poco con la palma de la mano para comenzar a extenderlo en forma uniforme.
  5. Estirarlo con el palo de amasar siempre desde el centro de la masa hacia los bordes, ayudándose con un poco de harina cada vez que sea necesario. Apoyarlo  en la mitad de la masa y dirigirlo hacia arriba, hacia abajo y hacia los costados, pero solo la mitad de la masa.
  6. Continuar el amasado durante 10 minutos aproximadamente, doblando de vez en cuando los bordes de la masa hacia adentro.
  7. Continuar haciendo lo mismo con las masas restantes y dejar descansar tapado con un paño o una lámina de nylon.
  8. Luego del descanso dividir el bollo en 2 o 3 partes  formando bollos independientes para estirarlos por separado, sólo a los efectos de facilitar el trabajo.
  9. Por último terminar con el armado de los ravioles de acuerdo a las recetas que elijas.

    Jugando con diferentes rellenos las posibilidades son muchísimas.

    Jugando con diferentes rellenos las posibilidades son muchísimas.

Consejitos

Es más práctico trabajar primero la mitad de la masa y luego que está bien estirada se invierte y se estira la masa restante dándole forma rectangular. Esta es la forma correcta de estirarla para evitar que los bordes se contraigan, quedando rápidamente pareja y del espesor deseado.

La masa debe tener una textura más bien dura.

La masa debe tener una textura más bien dura.

Secretitos

Para que al cocinar los ravioles no corran el riesgo de abrirse, no disminuir la cantidad de huevos para la masa ni volcarlos a un hervor muy fuerte. Cuidar también que no sea mucha la cantidad de relleno. La práctica te dará la justa medida.