Macarrones con tomate

Además de ser una de las comidas más sabrosas que existen y que gusta a todo el mundo, la pasta es una de las más socorridas, ya que resulta muy fácil de cocinar. Este ingrediente aporta hidratos al organismo por las sustancias de las que se encuentra hecha, así como un poco de sodio. Además contiene vitamina E y B, esenciales igualmente para nuestro organismo.

Son muchos los beneficios que ofrece este alimento, como por ejemplo que ayuda a bajar los niveles elevados de colesterol, así como a regular los niveles en sangre de azúcar. Las personas que padecen hipertensión debería consumir pasta habitualmente así como las que deseen mantener su peso corporal ideal, siempre que lo consuman en las cantidades correctas y en el momento oportuno, ya que consumir por la noche un plato de macarrones, por ejemplo, puede desencadenar en una pesada digestión, y por tanto afectar al descanso. Por eso es aconsejable tomar pasta a la hora de la comida y siempre que no haya que realizar demasiado esfuerzo después.

Y si hay un plato de pasta que todo el mundo ha comido alguna vez en su vida y que nos traslada a nuestra infancia, es el de macarrones con tomate, al que se pueden añadir todos los ingredientes que se desee. En este caso solo vamos a prepararlo con tomate, chorizo, cebolla, queso parmesano y por supuesto, macarrones. ¡Apunta!

Macarrones con tomate

Ingredientes para seis personas

  • 1/2 kilo de macarrones
  • 3 cebollas
  • 1 chorizo
  • media lata de tomate sin piel
  • 3 dientes de ajo
  • 50 gramos de harina de maíz
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • salsa de soja
  • aceite de oliva
  • sal y tomillo

Elaboración


Para hacer la salsa de tomate, comienza dorando los dientes de ajo con un poco de aceite de oliva que no sea muy fuerte. Añade dos cebollas bien troceadas hasta que se pochen. Añade después los tomates y agrega una pizca de sal, un chorro de la salsa de soja y un poco de tomillo. Después añade la harina diluida en un poco de agua y sin grumos y cocina el resultado durante unos veinte minutos. A continuación tritura la mezcla obtenida.

En una cacerola con bastante agua con sal, cuece los macarrones durante el tiempo que el fabricante indique. Escurre y reserva. Mientras tanto pica la otra cebolla finamente y en otra sartén sofríela con un poco de aceite de oliva. Añade el chorizo y sofríe durante unos minutos. Añade la salsa de tomate y los macarrones, un poco de queso parmesano rallado y mezcla todo bien.

Coloca los macarrones en un fuente grande y cubre con el queso parmesano que queda. Gratina durante unos diez minutos en el horno y ¡a disfrutar!