Kuchen de manzana

Para la hora del té

El kuchen es apropiado para servir a la hora del té, pero también puedes servirlo en trozos más pequeños como postre después de una comida liviana, acompañando el café de grano sin azúcar.

Tiempo aproximado de preparación: 45 minutos

Rinde: 12 porciones

Ingredientes

Masa

  • 2 tazas de  harina
  • 1 cucharadita  de polvos de hornear
  • ¾ taza  de azúcar flor o impalpable
  • 80 grs de mantequilla

Relleno

  • 3 manzanas
  • 1/3  cucharadita de canela
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 Huevos
  • 160 grs de crema espesa

Preparación

En un bol mezcle la harina, los polvos de hornear y el azúcar, incorpore la mantequilla con la punta de los dedos, debe quedar una mezcla arenosa, agregue pequeñas cantidades de agua para que quede todo unido, sin amasar.

Forme una masa blanda que no se pegue en las manos, deje reposar tapada en el refrigerador por 15 minutos, usleree y deje de 4 milímetros de grosor. Forre un molde de kuchen de 26 centímetros de diámetro. Hornee hasta que esté cocido. pero que no se dore.

Mientras tanto, pele las manzanas, corte en lonjas, agregue la canela y la mitad del azúcar, vierta al molde con masa y lleve al horno bajo por 10 minutos.

En un bol bata los huevos, incorpore el azúcar restante y la crema, bañe las manzanas con esta mezcla y lleve al horno a temperatura media hasta que la crema se dore y esté cuajada. Espolvoree con azúcar flor y sirva tibio o frío. Puede acompañar con helado de vainilla o bocado.