Guiso de atún con patatas

El atún con patatas o marmitako, como también se conoce a este plato, es una receta típica marinera vasca. Este plato es muy completo por lo que es perfecto incluso para los más pequeños de la casa, ya que tanto la patata cocida como los jugosos trozos de atún sin una sola espina, son de lo más comestibles. Además se pueden batir las verduras del sofrito o disminuir la cantidad de caldo, sobre todo para aquellos niños a los que no les gusta demasiado los platos de cuchara.

Entre la preparación y el cocinado, esta receta de atún con patatas estará lista en apenas 45 minutos. Además es un plato muy sencillo de hacer que os va a ser a toda la familia muy útil para calentarse durante los días de más frío y que se prepara con muy pocos ingredientes.

Por otra parte, es un plato muy saludable ya que el atún aporta una gran cantidad de nutrientes y numerosos beneficios para la salud, de hecho, es uno de los pescados que más recomiendan los nutricionistas. Puedes añadirlo a platos calientes como en el caso de hoy, pero también a pastas y ensaladas. Hoy vamos a prepararlo de una manera muy rica, ¡toma nota!

Marmitako

Ingredientes para 4 personas

  • ½ kg de atún fresco
  • ½ kg de patatas
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • 1 pimiento choricero
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal

Elaboración

Coloca en una cazuela un poco de aceita de oliva y mientras se va calentando, pela los ajos y córtalos en láminas finas. Échalos en la cazuela y pela la cebolla para cortarla después en juliana y agregarla al aceite. Deja que coja un poco de color, añade una pizca de sal y da unas vueltas a ambos ingredientes.

Mientras ve lavando y pelando las patatas, y cortándolas en trozos medianos. Ponlas en la cazuela con el pimiento choricero y el laurel, el pimiento verde y el pimiento rojo, ambos troceados, añade sal y remueve todo muy bien.

Deja cocer hasta que estén blandas las patatas. Coloca dentro de la cazuela los trozos de atún y agrega también los tomates cortados. Deja cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Cuando hayan pasado unos minutos, retira la cazuela del fuego y deja reposar. A la hora de servir hazlo en un plato hondo y preparaos para disfrutar de este excelente guiso. ¡Qué aproveche!