Filetes de merluza rebozada

En apenas quince minutos puedes tener preparado un rico plato de filetes de merluza rebozada. Esta sencilla y rápida receta es perfecta para introducir a los niños en el mundo del pescado. Además es muy adecuado tanto para personas sanas como enfermas por sus enormes propiedades nutritivas, siendo uno de los elementos que más beneficios ofrecen.

Su ingesta está recomendada durante la infancia, la adolescencia, la vejez, el embarazo y la lactancia. Además gracias a los beneficios que tiene el pescado, comer merluza es una manera de prevenir dolencias y de tratar algunas enfermedades, ya que es rico en grasas saludables, en vitaminas del grupo B, y en minerales como el fósfor, el potasio y el magnesio.


Por otra parte es bastante más ligero que la carne y contienen menos colágeno que ésta, siendo su digestión más sencilla y metabolizándose mejor, gracias a su consistencia, sabor y color, aconsejándose por ello a las personas que padecen reflujo, úlceras o gastritis. Acompañados de una rica ensalada, estos filetes de merluza rebozados son sin duda una buena elección tanto a la hora de comer como de cenar. ¡Apunta la receta!

Merluza rebozada

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de filetes de merluza
  • 1 huevo
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración


Lo primero que hay que saber es que una merluza no se debería rebozar y freír en rodajas, sino en lomo, de esta manera podréis disfrutar toda la familia de un pescado bien limpio y sabrosísimo. Pide en la pescadería que te los preparen de esta manera y cuando llegues a casa lo primero que tendrás que hacer es limpiar los filetes de nuevo, ya que aunque lo haya hecho el pescadero, siempre quedará algún resto.

Cuando esté bien limpia y escurrida, bate en un plato hondo el huevo y en otro pon un poco de harina. Echa un poco de sal a los filetes y pon una generosa cantidad de aceite a calentar en una sartén.

Un truco que puedes usar para rebozar el pescado, es meter la harina en una bolsa de plástico. Además de que se rebozarán más uniformemente los lomos de merluza, es mucho más limpio, ya que al acabar tan solo habrá que tirar la bolsa.

Cuando el aceite esté bien caliente, se rebozan en la harina los filetes y después se van pinchando uno a uno con un tenedor y se empapan en el huevo batido. Se añaden a la sartén y se fríen tan solo un par de minutos por cada uno de los lados, retirándolos según vayan estando listos y colocándolos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Es muy importante no pasarse de tiempo friéndolos para que estén en su punto.

Acompáñalos de una rica ensalada o de unos tomates troceados y a disfrutar. Si lo deseas también puedes servir con un poco de mayonesa a la que hayas espolvoreado lima verde rallada muy fina. El toque que le da va a crear un plato de lo más sugerente y sabroso.