Ensalada de melón, rúcula y berros

Una ensalada sencilla para servir acompañando un plato principal de carnes, pescados o pollos. La combinación de los verdes del melón y la rúcula con el sabor aromatizante del berro resulta muy particular, entre picante y dulzón. La presencia de aceites sulfurados en el berro le da a este vegetal poderes antisépticos muy beneficiosos para la flora intestinal, que nos proporcionan además un aroma muy especial, causante de una especie de cosquilleo en la nariz.

El melón en forma de bolitas noissette contrasta con la forma y el color de los vegetales.

El melón en forma de bolitas noissette contrasta con la forma y el color de los vegetales.

Una vinagreta sencilla corona el sabor de los vegetales con el melón en esta ensalada que además de funcionar como guarnición, es una buena comida ligera para una noche calurosa de verano.

Ingredientes

  • 200 gr de rúcula y berros
  • 1 rodaja de melón
  • aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • sal
  • 1 cucharada de salsa de soja

Preparación

  1. Lavar la rúcula y los berros y colocar en una fuente.
  2. Cortar el melón en cuadraditos o con una cucharita de noissette separar algunas bolitas
  3. Aderezar con la mezcla del aceite, la miel, sal y la salsa de soja y servir.
  4. Pueden variarse los ingredientes con el agregado de hongos o frutos secos.