Ensalada de lechuga, panceta y huevo

Un almuerzo ligero en el verano puede ser no sólo refrescante sino hacer tus días más livianos. Hay recetas especiales para resolver en pocos minutos tu comida y esta es una de ellas. Una ensalada llena de sabor, especialmente deliciosa sobre una cama de lechuga fresca y crujiente, como la lechuga romana o italiana. El huevo y la panceta aportan el contenido proteico necesario para crear un plato bien balanceado, y con un aderezo simple

Los croutones o tostadas siempre son buen complemento de las ensaladas.

Los croutones o tostadas siempre son buen complemento de las ensaladas.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Porciones: 4

Ingredientes

  • 100 gr de panceta
  • 2 huevos
  • 2 cabezas de lechuga romana
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 tomate cortado en rodajas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • sal y pimienta a gusto

Preparación

La manzana y el queso magro en trocitos son un excelente complemento de esta simple ensalada.

La manzana y el queso magro en trocitos son un excelente complemento de esta simple ensalada.

  1. En una cacerola chica colocar los huevos y cubrir con agua fría.
  2. Cuando el agua suelte el hervor, retirar del fuego y dejarlos 12 minutos en agua caliente.
  3. Retirar del agua, enfriar, pelar y cortar.
  4. Saltear la panceta en una sartén hasta que se dore bien. Retirarla y picar bien.
  5. En una ensaladera colocar los tomates, la lechuga y la zanahoria rallada.
  6. Agregar la panceta, los huevos, el aceite, el vinagre, sal y pimienta y revolver bien.

Muchas veces podemos preparar una exquisita ensalada aunque tengamos la heladera vacía. Si se trabaja en los aderezos, una buena vinagreta valdrá más que mil ingredientes.

Para la vinagreta

Poner en un vaso de batidora y batir durante unos minutos media parte blanca del puerro picado (o cebolla picada), 1 diente de ajo picado, 1 cucharadita de mostaza, 2 cucharadas de miel, 3 cucharadas de aceite virgen extra, 6 cucharadas de aceite de girasol, 3 cucharadas de vinagre común, sal y pimienta.  Probar, y si necesita más sal, pimienta, o azúcar, añadir en función del gusto y reservar. Esta vinagreta se conserva perfectamente en un frasco en la heladera durante semanas.