Ensalada César, la más famosa (versión liviana)

La ensalada César es una de las ensaladas más conocidas en el mundo, y de las más exitosas por su aceptación. Es muy nutritiva y con un bajo nivel de dificultad en su elaboración. Realizada de manera adecuada, podremos obtener la versión light: abundantes verduras, quesos bajos en grasas y escaso aderezo en su preparación. Una receta clásica y deliciosa.

Se puede presentar con varias clases de lechuga para contrastar los colores.

Se puede presentar con varias clases de lechuga para contrastar los colores.

Tiempo de elaboración: 15 minutos
Rinde: 4 personas

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo asada sin piel y deshuesada, cortada en tiras.
  • 300 gr de lechuga cortada grande.
  • croutones de pan saborizados.
  • opcional 3 champignones.

Para la salsa César

  • 1 yema de huevo.
  • 5 filetes de anchoas.
  • 1 taza de queso parmesano rallado.
  • 70 ml aceite de girasol.
  • 30 ml aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre de vino.
  • pimienta negra recién molida.
Los croutones saborizados son una excelente opción para acompañarla.

Los croutones saborizados son una excelente opción para acompañarla.

Preparación

  1. Colocar la lechuga limpia y seca en una fuente amplia, donde presentaremos la ensalada César.
  2. Esparcir encima los trozos de pollo cocido o asado.
  3. En otro recipiente preparar la salsa César poniendo la yema de huevo, el aceite y los filetes de anchoas en el vaso de la batidora o en un bol para batir manualmente.
  4. Emulsionar con la batidora como si se tratare de mayonesa.
  5. Sazonar con pimienta recién molida y mezclar bien.
  6. No agregamos sal porque la sal de las anchoas será suficiente.
  7. Salsear la ensalada con la Salsa César y esparcir arriba los croutones de pan saborizado y el queso parmesano rallado.
  8. Lista para servir y degustar.

La Ensalada César, además de ser exquisita, es un clásico que se destaca en cualquier ocasión.