Decoración de cupcakes con frosting

Los cupcakes pueden decorarse con cualquier tipo de cobertura. El frosting puede deslizarse con una espátula o una cuchara, pero también con una manga para darle la textura y la forma que prefieras. También pueden variarse los colores y sabores enriqueciendo su colorido y degustación. Debemos calcular 2 o 3 cucharadas de frosting por cupcakes para calcular razonablemente las cantidades a preparar.

Frosting de queso crema, de merengue, de chocolate, de vainilla...todas las coberturas hacen más llamativo y exquisito al cupcake.

Frosting de queso crema, de merengue, de chocolate, de vainilla… todas las coberturas hacen más llamativo y exquisito al cupcake.

Pasos para decorar el cupcake

  1. Tomar el cupcake con una mano y con la otra el cuchillo o espátula para untar.
  2. Colocar 2 cucharadas de frosting en el centro del cupcake y en forma circular extender hacia los bordes de manera pareja.
  3. Probar distintos efectos del frosting, haciendo varios picos, o uno solo en el centro, o círculos pequeños, o uno grande solamente.
  4. Puede probarse con manga y pico rizado, sin cargar mucho la manga para no desperdiciar tanto, doblando la manga por la mitad para acortar su recorrido y cargándola con una espátula para que no desborde.
  5. Luego se apoya el pico de la manga bien perpendicular al cupcake apretando la manga y su contenido en forma uniforme y pareja, comenzando en el borde de afuera hacia adentro marcando un círculo que termina en el centro en forma de pico.
  6. Al llegar al centro del cupcake dejar de apretar y girar la muñeca levantando la punta de la manga para que se forme un pico bien terminado.
  7. La cobertura del cupcake puede ser de simple dulce de leche con grana, glacé de limón o crema pastelera, entre otras muchas posibilidades.