Cuscús con albóndigas

Los aromas procedentes de Marruecos van a estar en esta ocasión presentes en nuestra cocina con la preparación de esta sabrosa receta: cuscús con albóndigas. Típico de la gastronomía marroquí, este plato ofrece unos sabores muy peculiares debido a la utilización de diferentes especias que le da un maravilloso toque oriental.

Estas albóndigas con cuscús, es un plato muy sencillo de preparar, además de ser muy completo nutricionalmente hablando, que va a gustar a toda la familia, tanto pequeños como mayores. Puedes servirlo como segundo plato o como único y tan solo vas a necesitar cuarenta minutos de tu tiempo aproximadamente, en prepararlo.


Si nunca has probado el cuscús, esta es la ocasión ideal para degustar esta comida tan propia de la cocina procedente del norte de África, particularmente de la marroquí, y que normalmente se prepara con sémola de trigo, aunque en ocasiones puede elaborarse con otro tipo de cereales. Este delicioso ingrediente es ideal para acompañar hortalizas y carnes, como en esta ocasión, con suculentas salsas, por lo que no es nada extraño verlo ya en numerosos comercios de diferentes puntos del planeta.

Cuscús con albóndigas

Ingredientes

  • 200 gramos de cuscús
  • 250 gramos de carne picada de ternera o cerdo
  • Tomate frito triturado
  • 2 cucharas de aceite de oliva virgen
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • 1 taza de agua
  • Salvia fresca
  • Pimienta

Elaboración


Primeramente hay que dorar el cuscús en una sartén que contenga un chorro de aceite de oliva. Añade la pastilla de caldo de carne, la pimienta y un vaso de agua. Cuando llegue a ebullición, hay que apagar el fuego y dejar que el cuscús se infle en una cacerola tapada. Después se echa en una fuente junto con cuatro cucharas de tomate frito y se mezclan bien ambos ingredientes.

Cuando prepares cuscús puede suceder que se quede algo pegado después de cocerlo. Para solucionar este problema, antes de que se llegue a enfriar debes lavarlo con las manos para eliminar fácilmente los grumos.

Mientras tanto prepara las albóndigas de carne. Para ello agrega a la misma un poco de sal y pimienta y mezcla bine. A continuación forma pequeñas bolas con ayuda de una cuchara o con las mismas manos y fríelas en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén doradas por todos los lados, añade un poco más de tomate frito y salvia fresca para continuar cocinando durante unos diez minutos más a fuego lento.

Cuando haya transcurrido este tiempo, se emplatan en una fuente al lado del cuscús y ¡a servir! Puedes optar por cambiar las albóndigas de carne por unas de pescado, como por ejemplo de merluza.