Cuatro Salsas derivadas de la Salsa Blanca

Para preparar las salsas que a continuación presentamos, tomaremos como base la receta de la Salsa Blanca que es un comodín en la cocina. La mayor ventaja es su sencillez y el poco tiempo que toma prepararla. Puede transformar un plato común en uno especial. Sorprende a tus amistades dando color a tu mesa y sumando sabores a tus platos.

Salsas derivadas

Tiempo aproximado de preparación: 15 minutos cada salsa

Rinde: 6 porciones

Salsa Amarilla

Hecha la Salsa Blanca del espesor que usted quiera, se le agregan 3 yemas batidas, se pone a cocer a baño María, ya que a fuego vivo se corta, se revuelve todo el tiempo.

Salsa de Nuez

Preparar salsa blanca de regular espesor. Cocida, se le echa ½ taza de nueces moldas, puede utilizar también almendras peladas o maní pelado o tostado molido. Se hierve 2 minutos revolviendo constantemente. Puede servirla para acompañar lengua cocida, sobre budines, guisos, pollo y lomo de chancho.

Salsa de Palta

Preparar la salsa blanca del espesor que prefiera, una vez lista agregar 4 paltas pasadas por cedazo, revolver bien para que quede bien unido cuidando que quede caliente pero que la palta no hierva, ya que toma sabor amargo. Si la prepara con anticipación o  se le enfría, calentar a baño María.

Salsa de queso

Preparar salsa blanca del espesor que prefiera, una vez lista incorporar 100 grs. De queso mantecoso picado o 4 cucharadas de queso rallado, esperar que el queso se deshaga pero que no hierva, ya que toma un gusto desagradable.