Crumble de manzanas, postre crocante

Acompaña con helado

El crumble es un postre típico de Inglaterra. Generalmente se consume en invierno, ya que se sirve caliente. El secreto del crumble es que la fruta esté semi cocida y el topping, es decir lo que cubre la fruta, esté crujiente y dorado.

Algunas recetas cambian la masa de harina por galletas, para conseguir crumbles menos típicos.

Tiempo aproximado de preparación: 30 minutos

Rinde: 8 porciones

Ingredientes

Relleno

  • 4 manzanas verdes
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 8 bolitas de helado de crema

Crumble

  • 100 grs harina
  • 50 grs nueces o almendras
  • 150 grs azúcar morena
  • 150 grs margarina
  • 1 cucharada canela en polvo

Preparación

Precalentar el horno a temperatura media. Es mejor hacer primero el crumble, ya que debe estar muy frío.

Coloca en un bol la harina, el azúcar morena, la canela y la margarina bien fría, deshace con las manos hasta lograr un granulado grueso, agrega  las nueces  o almendras picadas y lleva al refrigerador  o al  congelador.

Mientras tanto, lava  y pela las manzanas, córtalas en cuadraditos finos, colocar en el molde enmantequillado, espolvorear las cuatro cucharadas de azúcar. Coloca sobre las manzanas el crumble bien frio, no lo aplastes, no debe quedar compacto.

Hornea a temperatura media más o menos 30 minutos o hasta que el crumble se dore y se note que las manzanas están tiernas.