Congrio al tomate

Un plato colorido y saludable

Las especies más conocidas de congrio son tres; El congrio rojo es muy parecido al congrio negro pero su vientre, labios y garganta son de color rojo. El congrio negro por su parte, tiene el cuerpo alargado que termina en punta, el cuerpo es de color negro con pintas blancas circulares. Y por último el congrio dorado, es el más grade en tamaño y su piel es clara y gruesa.

Tiempo aproximado de preparación: 30 minutos

Rinde: 4 porciones

Ingredientes

  • 4 trozos de congrio
  • 2 pimentones verdes
  • 6 tomates
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Sal y pimienta

Preparación

Lave los trozos de congrio, seque con toalla de papel absorbente y salpimiente. Reserve. Mientras tanto, pique la cebolla, el pimentón y el ajo en juliana muy delgada y sofría en una sartén con aceite bien caliente, a fuego bajo para que se cuezan. Cuando la cebolla esté transparente, suba el fuego para que se dore.

Pele y corte los tomates por la mitad y rállelos para obtener una pulpa fina, agregue a la cebolla. Baje el fuego y cocine por 5 minutos.

Pase los trozos de pescado por harina y, en otra sartén, fríelos de vuelta y vuelta. Agregue el congrio a la salsa y rocíe con el vino blanco. Deje cocinar por 8 minutos más. Sirva caliente. Acompañe con arroz blanco o puré.