Conejo con alcachofas

La carne del conejo es blanca, baja en calorías y se recomienda en dietas bajas en colesterol. Es rica en vitaminas B3 y B12. Suele cocinarse en estofados y guisos acompañada de salsas y hortalizas. Cuando lo elijas, no debes elegirlo muy nuevo, ya que tendrá poco sabor, pero tampoco muy viejo, ya que su carne será dura y seca.

Para reconocer que el conejo a elegir, debes palpar las articulaciones de las patas delanteras y debe moverse un pequeño hueso, si las patas son flexibles y la carne rosada es perfecto, estará fresco y en buenas condiciones.

Tiempo aproximado de preparación: 60 minutos

Rinde: 4 porciones

Ingredientes

  • 1 kg de conejo
  • 200 grs de arvejas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • Caldo de carne
  • 4 alcachofas
  • 1 pimentón verde
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Desagüe el conejo la noche anterior, en agua con vinagre. Troce el conejo. En una olla sofría en el aceite de oliva la cebolla y el pimentón picados en cuadritos pequeños. Añada el conejo y fríalo, dándolo vuelta para que quede dorado por todos lados. Salpimiente y agregue el vino.

Deje cocinar con la olla destapada hasta que se evapore todo el vino, aproximadamente 5 minutos. Cúbralo con el caldo de carne e incorpore las alcachofas partidas en 4. Corte las puntas de las alcachofas, agregue también las arvejas cuando comience a hervir, si usa arvejas congeladas, no las incorpore hasta el final de la cocción, para que no queden recocidas.

Tape la olla baje el fuego y cocine el conejo por 45 minutos. Acompañe con papas cocidas.