¿Cómo preparar cupcakes?

El cupcakes, en español, es una pequeña “tarta en taza” o lo que es igual, una pequeña porción de tarta para una persona. Se hornean en el mismo molde en que se hornean las magdalenas y muffins.

Son muy habituales en los cumpleaños, casamientos y festejos especialmente para reemplazar a las tortas, ya que además de ser muy llamativos y permitir una infinita variedad de presentaciones y sabores distintos, suelen gustar a todo el mundo. Son muy elegidos por los anfitriones al organizar los festejos, porque evitan el uso de cubiertos y platos y se puede utilizar cualquier receta de tortas para rellenar los pequeños moldes y obtener los cupcakes.

Las diferentes coberturas posibles son múltiples privilegian el colorido de llamativos colores.

Las diferentes coberturas posibles son múltiples privilegian el colorido de llamativos colores.

Pasos para preparar los cupcakes

  1. Preparar tu receta favorita de torta o bizcochuelo.
  2. Enmantecar un molde donde se apoyarán los pirotines, para evitar que se peguen cuando los cupcakes crezcan en la cocción y facilitar el desmolde.
  3. Rellenar los moldecitos con una cuchara medidora o de helado, tratando que todos queden iguales y parejos para que tengan una cocción homogénea que los hará lucir en forma más profesional.
  4. Para que no desborden, rellenar los pirotines hasta las 2/3 partes de su capacidad y llevarlos inmediatamente a todos al horno, ya que cuanto más demoren sin cocinar menos se levantarán.
  5. Los cupcakes deben cocinar en horno bien caliente para que se asienten y no se sequen en la cocción, quedando tan húmedos como las tortas.
  6. Controlar la cocción a los 20 minutos ya que los cupcakes, por su tamaño, cocinan más rápido que las tortas.
  7. Estarán listos para ser retirados del horno cuando al apretarlos con los dedos vuelvan a su posición anterior.
  8. Probar su cocción pinchándolos con un escarbadientes o un cuchillo, como a las tortas.
  9. Dejar enfriar en el molde y luego retirarlos para decorar cada uno de ellos.