Huevos poché

También llamado huevo escalfado, el oeuf poché en su terminología francesa, es el método de sumergir en agua muy caliente, aunque no hervida, los huevos de gallina. La práctica tradicional es introducirlos en agua caliente con un poco de vinagre para mantener la clara blanca, consistente, levemente cocida y pegada a la yema, ayudando para ello con movimientos envolventes que monten la clara sobre la yema constantemente durante unos minutos.

Es una técnica muy saludable para disfrutar de un huevo cocido ligeramente, con una yema casi líquida, ideal para mojar el pan en ella. No se utiliza aceite como en los huevos fritos, ya que su cocción es en agua caliente sin una gota de aceite. Ni se cocinan con la cáscara, como en el caso de los huevos duros. Se trata de un método sano, sencillo, que permite enriquecer otros platos si los acompañamos con esta preparación, aunque también pueden disfrutarse solos o con alguna salsa, crema o aderezo.

El huevo poché acompaña múltiples platos y además puede ir muy bien solo.

El huevo poché acompaña múltiples platos y además puede ir muy bien solo.

Tiempo de cocción: 3 a 4 minutos
Rinde: 1 huevo por persona

Ingredientes

  • 1 huevo
  • agua caliente sin hervir
  • 50 cm cúbicos de vinagre por litro de agua
  • papel film y olla

Formas de preparación

  • Método tradicional:  Consiste en introducir un huevo sin cáscara en una olla con agua caliente y un chorro de vinagre. Este hará que la clara y la yema se mantengan pegadas, ayudando con una cuchara con movimientos envolventes que monten la clara sobre la yema constantemente durante 4 minutos, para dar al huevo una forma redondeada. El resultado será un huevo de forma irregular con sabor ligeramente ácido a causa del vinagre.
  • Huevo poché en bolsitas: en una taza colocar film de nylon haciendo que salgan los bordes hacia afuera.Colocar dentro el huevo sin cáscara, sin batir, agregar sal y los condimentos que elijas como queso rallado, jamón picado, tomates secos picados, albahaca y hierbas provenzales. Cerrar el film de nylon y atarlo con hilo delgado en la parte superior. Armada la bolsita, colocarla en una olla con agua hirviendo por 4 minutos. Luego sumergirla en agua fría para que sea cortada la cocción.
  • Huevos poché al microondas: en una taza de boca ancha colocar un huevo sin cáscara y sin batir y llevarlo al microondas por 50 segundos a potencia máxima. Es normal que estalle el huevo, aunque puede no pasar. Agregar sal a gusto y los condimentos que prefieras para saborizarlos, inclusive añadirles pequeños cubitos de queso o panceta ahumada.
Un modo fácil y práctico de preparar tus huevos escalfados en pequeñas bolsitas que se introducen en agua caliente sin necesitar vinagre.

Un modo fácil y práctico de preparar tus huevos escalfados en pequeñas bolsitas que se introducen en agua caliente sin necesitar vinagre.

En cualquiera de sus modos de preparación, los huevos poché no suman grasas a nuestra dieta, lo que los hace más saludables que los huevos fritos. Pueden utilizarse para embellecer otros platos, y complementarlos haciéndolos más nutritivos. Es muy clásico en la cocina alemana la combinación con espinacas.

El saquito de papel film te permite aderezar el huevo con multitud de especias e ingredientes.

El saquito de papel film te permite aderezar el huevo con multitud de especias e ingredientes.

Al retirar las bolsitas de film del agua hirviendo, retirar el nylon y disponer los huevos poché en los platos, ya sea decorando o acompañando carnes o verduras.